Brentford le puso un freno a la racha triunfal de Liverpool

Getty Images

Después de cuatro victorias consecutivas en la Premier League, dos antes y un par después del receso por la Copa del Mundo de Catar 2022, Liverpool perdió 3-1 en su visita a Brentford por la jornada 19 del campeonato.

El equipo de Jurgen Klopp tuvo la iniciativa en el primer tramo del partido, pero solo generó una ocasión de peligro cuando Mohamed Salah asistió a Darwin Núñez, quien dejó en el camino al portero David Raya, remató al arco y Ben Mee salvó al cuadro local en la línea.

Los dueños de casa respondieron con un mano a mano de Bryan Mbeumo que obligó a una gran tapada del Alisson Becker, y de ese tiro de esquina llegó la apertura del marcador cuando la pelota rebotó en Ibrahima Konaté de manera desafortunada para sorprender al arquero brasileño.

Konstantinos Tsimikas estuvo cerca de empatar el encuentro después de una gran asistencia de taco de Alex Oxlade-Chamberlain, pero Raya salvó su valla y Brentford recuperó la compostura para tomar el control del partido y marcar un par de goles más que fueron anulados por sucesivas posiciones adelantadas.

Esas llamadas de atención no tuvieron ningún efecto en Liverpool, que siguió cometiendo errores en la última línea y finalmente pagó el precio antes del descanso cuando Wissa cabeceó con precisión tras un centro perfecto de Mathias Jensen.

Klopp realizó tres modificaciones en el entretiempo: Naby Keïta, Andrew Robertson y Joel Matip ingresaron por Harvey Elliot, Tsimikas y Virgil van Dijk. Darwin Núñez anotó en el amanecer del complemento, pero el uruguayo estaba en fuera de juego y el VAR anuló la jugada.

Liverpool mantuvo su búsqueda y tuvo premio un par de minutos más tarde gracias a un cabezazo certero de Oxlade-Chamberlain después de un centro enviado desde la derecha por Trent Alexander-Arnold. Fabinho intentó alcanzar el empate un rato después con un tiro de media distancia y Raya estuvo atento para despejar el peligro.

El ímpetu visitante duró poco, el equipo de Thomas Frank recuperó el control del juego y los Reds solo lograron inquietar la valla local con un cabezazo de Konaté que se escapó a centímetros del poste izquierdo. Antes del cierre, Mbeumo se encargó de definir el partido con un contragolpe letal.

Con este resultado, Liverpool se mantiene en el sexto puesto de la Premier League con 28 puntos. El próximo sábado recibirá a Wolverhampton en Anfield por la tercera ronda de la FA Cup y una semana más tarde volverá a la acción en la liga inglesa cuando visite a Brighton.

Foto: Getty Images