Braves rozan el no hitter para ponerse de nuevo arriba en la Serie Mundial

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Los Atlanta Braves no jugaban un partido de Serie Mundial de la MLB en su casa desde 1999 y este viernes lo celebraron por todo lo alto al casi conseguir un juego sin hits ni carreras ante los Houston Astros para vencerlos con pizarra de 2 carreras por 0 en el Juego 3 de la serie que ahora domina la novena de Georgia por 2-1.

Liderados por Ian Anderson, el joven abridor de los Braves que completó las primeras cinco entradas en blanco con tres ponches e igual número de boletos, le siguieron A.J. Minter y Luke Jackson para mantener sin hits a los Astros hasta el octavo episodio cuando Tyler Matzek permitió un incogible a Aledmys Díaz, que puso fin al juego sin hits.

Es la primera vez desde 1967 que un equipo logra lanzar siete entradas sin hits en un juego de Serie Mundial. La última vez que pasó fue cuando Jim Lonborg, de los Boston Red Sox lanzó 7.2 innings sin inatrapables contra los St. Louis Cardinals en el segundo juego de la serie que terminaron ganando los pájaros rojos.

Cambio inexplicable de Ian Anderson

El joven abridor de los Atlanta Braves estuvo encendido en su presentación de este viernes en la que logró controlar por cinco episodio a la poderosa ofensiva de los Houston Astros que no lograron conectar imparables mientras el derecho estuvo sobre la lomita. Sin embargo, el manager de Atlanta, Brian Snitker, decidió quitarle la bola para el sexto acto.

De esta manera, Anderson se convirtió en el primer abridor en toda la historia de la Serie Mundial de las Grandes Ligas que es sacado del partido después de completar al menos cinco entradas sin permitir imparables. Además es el cuarto pitcher novato con al menos cinco innings sin permitir hits en los playoffs.

Austin Riley encaminó el triunfo

Un doble del tercera base abrió el marcador para los Braves apenas en el tercer episodio ante el abridor de los siderales, el venezolano Luis García. Esa entrada comenzó con un boleto a Ozzie Albies seguido de un sencillo de Freddie Freeman y luego la conexión de Riley que mandó al home al segunda base de Atlanta.

En el octavo los Braves volvieron a aumentar la cuenta gracias a un cuadrangular solitario de Travis D'Arnaud ante los lanzamientos del relevista Kendall Graveman. Ahora, ambos equipos se volverán a ver las caras este sábado en el cuarto juego de la serie que se llevará a cabo en el Truist Park.

Lo más leído:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.