Brasil golea a Corea del Sur y Neymar se queda con todos los flashes mientras se acerca al récord de Pelé

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Neymar celebra el segundo gol de su equipo con sus compañeros Lucas Paqueta y Raphinha
Chung Sung-Jun

Un ensayo, es verdad. Una prueba de cara a la Copa del Mundo. Pero a un puñado de meses para la gran cita, Brasil avisa que sus credenciales para la conquista del cetro no están para nada oxidadas. En Seúl se paseó por el estadio mundialista, goleó a Corea del Sur por 5-1 y dejó a Neymar -autor de dos de los tantos- al borde de un hito: el astro brasileño está a un paso de quebrar un récord que ostenta nada más y nada menos que Pelé.

Ante 66 mil espectadores, el Scratch avisó que va por la sexta corona, que engrose lo conseguido en 1958, 1962, 1970, 1994 y 2002. El gigante mundial tiene en sus filas a un grupo experimentado acompañados de jóvenes que ya brillan en Europa como los atacantes del Real Madrid, Vinicius Junior y Rodrygo Goes, endulzados por la reciente conquista de la Champions League.

Se trató de una función en la que Neymar se quedó con todos los flashes. Antes de que se termine la primera mitad, una intervención del VAR dictaminó un penal a favor de Brasil que Neymar intercambió por gol. Ya en la segunda parte del encuentro y con el juego casi oposición por parte de Corea, otra infracción dentro del área surcoreana tuvo a la tecnología como protagonista y Neymar una vez más engañó al arquero Kim Seung-gyu. La estrella de París Saint Germain sumó su grito oficial número 73 con la camiseta de Brasil y quedó a cuatro tantos de igualar la histórica marca que defiende Pelé con 77 anotaciones, en 92 partidos. Los otros goles brasileños fueron aportados por Richarlison, Philippe Coutinho y Gabriel Jesus; Hwang Ui-Jo descontó para los coreanos, que contaron con su estrella y capitán, Son Heung-Min, delantero de Tottenham.

Tite alineó a Weverton; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva y Alex Sandro; Fred, Casemiro y Lucas Paquetá; Raphinha, Neymar y Richarlison. Luego ingresaron Fabinho, Vinicius, Coutinho, Gabriel Jesus, Matheus Cunha y Bruno Guimarães.

Son Heung-Min y Neymar intercambian camisetas luego del amistoso Corea del Sur-Brasil
Lucas Figueiredo/ CBF


Son Heung-Min y Neymar intercambian camisetas luego del amistoso Corea del Sur-Brasil (Lucas Figueiredo/ CBF/)

“Obviamente es para mí un gran honor ser parte de la historia de Brasil. Para ser sincero, mi sueño era jugar por Brasil, vestir esta camiseta. Nunca imaginé que llegaría a estos números”, dijo hace un tiempo Neymar, que demostró una vez más que es el líder del equipo adentro de la cancha.

Si bien Tite, el entrenador del seleccionado de Brasil, en varias oportunidades evitó comparar a Neymar con Pelé, sí reconoció que el atacante de 29 años es un futbolista extraordinario. Incluso, confesó que diseñó todo un sistema ofensivo para que el delantero de PSG pueda darle más profundidad a su equipo y que pueda quedar protegido en esa estructura. “Ahí es donde los adversarios lo presionan más. Pueden cometerle una falta en un lugar importante. Estructuramos nuestro equipo de modo que él pueda... ser más eficaz en la creación”.

Neymar cuenta con 117 partidos disputados con la selección mayor y todavía tiene un largo recorrido con la verdeamarelha para romper la marca impuesta por Pelé. Incluso, Brasil se desplazará a Tokio donde se medirá el lunes próximo ante Japón en otro amistoso, y así agregar otro rival asiático a su gira de preparación rumbo a Qatar 2022, más allá de que en el Grupo G estará junto a dos europeos y un africano: Serbia, Suiza y Camerún.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.