El clásico Brasil-Argentina sólo será presenciado por 1.500 invitados

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Sao Paulo, 30 ago (EFE).- El clásico que disputarán el próximo domingo Brasil y Argentina por las eliminatorias del Mundial de Catar 2022 tan sólo contará con la presencia de 1.500 invitados en el estadio Arena Corinthians pese a que las autoridades de Sao Paulo habían autorizado inicialmente la presencia de 12.000 espectadores.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) anunció este lunes en un comunicado que finalmente no pondrá a la venta entradas para el partido y que tan sólo permitirá el ingreso de invitados debido a las dificultades para fiscalizar el ingreso al estadio de aficionados con examen negativo de diagnóstico de covid.

La decisión fue adoptada "por falta de tiempo hábil para desarrollar un sistema integrado que permita al efectivo control en la compra, la verificación de los exámenes (de covid) y de comprobantes de vacunas, y el acceso del público al estadio con seguridad", según el órgano rector del fútbol brasileño.

La CBF aseguró que la restricción fue decidida "en común acuerdo" tras una reunión con los dirigentes de la Federación Paulista de Fútbol (FPF) y de representantes de órganos municipales y regionales de salud.

El organismo agregó que seguirá en permanente contacto con todas las autoridades para desarrollar un sistema que permita ese control en un plazo viable y que cumpla los requisitos para la realización de un evento modelo que sea exitoso.

La semana pasada las autoridades sanitarias de Sao Paulo anunciaron que autorizarían la presencia de 12.000 espectadores en el partido del domingo por la sexta jornada de las eliminatorias suramericanas para el Mundial de Catar 2022.

El ingreso al estadio Arena Corinthians (Neo Química Arena) estaba condicionado a que el propietario de la entrada mostrara un test negativo de covid-19 realizado 48 horas antes del evento y a que se comprometiera a someterse a nuevos exámenes hasta 15 días después del partido para comprobar que no se había contagiado.

El partido por las eliminatorias era considerado como un evento-prueba de cara a la futura liberación de público en los estadios de Sao Paulo, cuya presencia fue prohibida desde el inicio de la pandemia.

El encuentro de Brasil frente a Argentina es el segundo de una secuencia de tres compromisos de la selección por las eliminatorias suramericanas.

La "Canarinha" se medirá a Chile en Santiago el próximo jueves y, tras recibir a Argentina el domingo, el día 9 de septiembre enfrentará a Perú en la ciudad brasileña de Recife (noreste).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.