Brandon Moreno vs Deiveson Figueiredo, que venga la cuarta por favor y en México de ser posible

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Y ahora, quién no quiere ver una cuarta. Después de tres peleas, cada una mejor que la anterior, queda claro que ver a Brandon Moreno frente a frente contra Deiveson Figueiredo es un espectáculo que paga la entrada, a pesar de tratarse de la categoría menor en la UFC.

Moreno y Figueiredo regalaron otro espectáculo clásico el sábado en la pelea por el título de peso mosca en el evento coestelar de la UFC 270 que terminó en victoria para el brasileño en una controversial decisión que será motivo de debate durante mucho tiempo.

“Hoy es mi día”, comentó Figueiredo casi conteniendo las lágrimas. “Para este momento, para Brandon, para nostros que regalamos una gran pelea esta noche a todos los que estuvieron aquí. Llevo cuatro meses lejos de mi familia. Estoy listo para una cuarta pelea contra Brandon. en Mexico”.

¿Quién no pagaría por ver la primera tetralogía en la historia de la UFC?

Moreno pareció llevar el ritmo de la acción y estuvo muy bien con sus menos, pero el sudamericano atacó constantemente con sus patadas a las piernas y la pantorrilla, además de propinarle un par de knockdowns al campeón defensor que parecieron inclinar todo en las boletas de los jueces que ofrecieron calificaciones de 48-47 de manera idéntica.

Para esta pelea, Figueiredo libró una pelea más controlada e inteligente, donde se podía apreciar la mano de sus nuevos entrenadores, Henry Cejudo y Eric Albarracín, los cuales predicaron paciencia y un apego al plan estructurado de antemano en el gimnasio Fight Ready.

Moreno entró en la pelea como el campeón y luchó como tal, manteniendo un ritmo rápido y conectando golpes duros que hicieron tambalear a Figueiredo varias veces, pero el “Deus da Guerra’‘ se mantuvo dentro de sí mismo y no se desespereó en ningún momento, como había sucedido en las primeras dos peleas: una terminada en empate y la segunda en triunfo para el mexicano con una llave trasera que no dejó lugar a dudas.

De acuerdo con UFC Stats, Moreno superó a Figueiredo 106-95 en strikes totales, pero el nuevo campeón conectó varios golpes devastadores, incluida una fuerte mano derecha que derribó a Moreno y lo lastimó gravemente al final del tercer asalto.

“Siento que lancé las mejores combinaciones con más velocidad, tal vez conectó un poco más de poder”, reconoció Moreno. “Obviamente, pensé que gané, pero es lo que es ahora. Siento que estaba poniendo un mejor ritmo en la pelea. No sé. Necesito ver la pelea nuevamente y ver qué pasó”.

Los que necesitan ver una cuarta pelea son los aficionados que ahora debaten si el combate en Anaheim debió ir para un u otro lado, pero otro enfrentamiento entre Moreno y Figueiredo, teniendo a México de telón de fondo, seguro que valdría la pena.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.