El boxeador más indisciplinado del mundo se prepara para volver

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Jarrell Miller tiene talento. Jarrell Miller sobre todo tiene un poder demoledor. Jarrell Miller está invicto en los 24 combates que lleva realizados como profesional y alguna vez fue una de las grandes apuestas de Bob Arum y Top Rank, tal vez solo por debajo del campeón mundial del CMB Tyson Fury.

Pero Jarrell Miller es, sobre todas las cosas, un cabeza hueca que no ha sabido aprovechar ni la confianza que depositaron en él, ni las oportunidades que le dio la vida, ni las lecciones que siempre deberían poder sacarse de los errores. Por todo eso es que no pelea desde el 17 de noviembre de 2018 en que noqueó a Bogdan Dinu en el cuarto asalto.

Aquella victoria le había dado nada menos que la posibilidad de pelear por los títulos mundiales que ostentaba Anthony Joshua en 2019. Participó de las conferencias de prensa oficiales, lo provocó y hasta aseguró que lo dejaría sin invicto cuando Andy Ruiz todavía no había aparecido en el mapa del británico. Pero finalmente, un control de dopaje arrojó que había dado positivo no en una sino en múltiples drogas ilícitas para aumentar el rendimiento deportivo, por lo que se canceló la pelea y se lo sancionó con 6 meses de suspensión.

Bob Arum lo esperó y para julio de 2020 organizó su regreso en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas, con Jerry Forest como rival. Pero Miller volvió a dar positivo al control de dopaje y esta también se canceló. Furioso, el promotor lo calificó como un idiota y le rescindió el contrato con Top Rank, mientras que la Comisión Atlética del Estado de Nevada le aplicó una suspensión de 2 años por la grave reincidencia.

Pareció que la carrera del Big Baby estaba terminada, pero no. Su nuevo promotor, Dmitriy Salita, aseguró que está trabajando muy motivado para volver. "Está volviendo a estar en forma con la mentalidad de ser el mejor en la división. Quiere ser un campeón mundial de peso pesado estadounidense de Brooklyn, Nueva York. No hemos tenido eso en mucho tiempo", le dijo a The Sun.

Y agregó: "Creo que Jarrell aprendió sus lecciones y sabe que tiene varios años para dejar una huella en la división. La acción positiva y responsable dentro y fuera del ring es lo más importante y algo que los fanáticos mirarán. Pero no pueden culpar a nadie por querer regresar a hacer boxeo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.