Boston, obligado a imponerse en casa ante Golden State para forzar un Juego 7

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

En el TD Garden y por el Juego 6 de las Finales de la NBA, Boston recibirá a Golden State con la obligación de ganar para forzar un séptimo partido.

Como consecuencia de dos victorias seguidas, los Warriors tomaron la delantera por primera vez en la serie y ahora están 3-2 al frente, por lo que en caso de triunfar este jueves conseguirían su cuarto anillo en las últimas ocho temporadas.

Los números invitan a pensar que la llave podría decidirse sin necesidad de regresar a la Bahía de San Francisco. Estando 3-2 abajo en las Finales, solo cuatro equipos de los últimos 16 pudieron imponerse para estirar la eliminatoria.

Pese a que en el Juego 5 encestaron apenas nueve de los 40 triples que tiraron (22.5% de efectividad), incluyendo nueve errados y ninguno convertido por Stephen Curry, los Dubs dominaron tres de los cuatro períodos y no sufrieron mayores sobresaltos para quedarse con el triunfo.

De esta manera, se convirtieron en el único conjunto en la historia de las Finales que ganó un encuentro lanzando más de 30 triples y anotando menos de 10. Además, Curry no conectó ni un tiro desde larga distancia por primera vez en sus 133 apariciones en playoffs.

Ante la mala puntería desde detrás de la medialuna, especialmente del Chef, Andrew Wiggins ratificó su asombroso presente y se despachó con la mejor actuación de su carrera: registró 26 unidades y 13 rebotes. Es la primera vez que hilvana dos doble-doble consecutivos en cotejos de post-temporada.

Los Celtics necesitan cuidar mejor de la pelota; en el Juego 5 cometieron 18 pérdidas, 12 más que el rival, que las supo capitalizar en el otro costado. En los presentes playoffs tienen una marca de 0-5 en los partidos en los que totalizaron por lo menos 18 pérdidas, lo cual no tiene precedentes en los últimos 30 años de post-temporada en la NBA.

Jayson Tatum es quien más debe mejorar en este apartado; luego de los cuatro balones entregados al adversario en el último duelo, llegó a las 95 y se transformó en el jugador con más pérdidas en la historia de las Finales.

Los dirigidos por Ime Udoka sufrieron dos caídas al hilo por primera vez desde fines de marzo. La última vez que perdieron tres en fila fue a fines de diciembre del año pasado. Para evitarlo, no solo deberán limitar sus pérdidas, sino también mejorar su efectividad desde la línea de libres (fallaron 10 de los 31 que lanzaron en el Juego 5).

Foto: Matthew J. Lee/The Boston Globe via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.