Bombonera caliente: Sebastián Battaglia suspendió la conferencia de prensa, pero no tiene pensado renunciar

·3  min de lectura
Sebastián Battaglia suspendió la conferencia de prensa posterior al empate con Godoy Cruz en la Bombonera por la Copa de la Liga Profesional; el Consejo de Fútbol querría correrlo a un lado, pero el entrenador no piensa irse.
LA NACION/Mauro Alfieri

Horas calientes en Boca. Tanto que nadie, salvo el brillante Javier García sobre el césped ni bien terminó el partido, quiso pronunciarse públicamente en la Bombonera tras el decepcionante 1 a 1 frente a Godoy Cruz, un resultado que fue recibido como una derrota. Sebastián Battaglia decidió suspender la conferencia de prensa posterior al encuentro. Nunca había sucedido en su ciclo. “No estaba con el ánimo adecuado para hablar”, explicaron.

La falta de respuestas del equipo despertó la actitud impaciente de los hinchas, que exteriorizaron su malestar con canciones que desde hacía años no sonaban en el coliseo xeneize. “A ver, a ver los jugadores si pueden oír: con la camiseta de Boca, a ganar o morir”, fue el cántico de guerra.

Boca no encuentra resultados ni rendimiento, pero muchos hinchas reclaman un cambio de actitud.
LA NACION/Mauro Alfieri


Boca no encuentra resultados ni rendimiento, pero muchos hinchas reclaman un cambio de actitud. (LA NACION/Mauro Alfieri/)

Tanto los simpatizantes como el plantel, representado por García cuando habló con TNT Sports por ser la figura del partido, respetan la figura de Battaglia. No hubo insultos al DT, que como futbolista fue el más ganador de la historia del club, con 17 vueltas olímpicas. “Nosotros nunca ponemos en tela de juicio al técnico. Somos autocríticos; por momentos tenemos buenos partidos y por momentos no. A la crítica a Battaglia la pone la prensa, no nosotros”, dijo el arquero, de estupenda actuación gracias a las muchas jugadas claras de gol de Godoy Cruz.

Por otro lado, impactó una imagen en la que Darío Benedetto gritó a algunos compañeros con insultos cuando se iban al vestuario tras el primer tiempo. “¡Unos pel...! ¡Cinco minutos faltaban! La c... de su madre”, vociferó el goleador. Un micrófono captó esa frase, que el número 9 dijo tapándose la boca. Una reacción como tantas en la tensión de un partido. No es la primera vez; no será la última. Pasó con Carlos Tevez durante un superclásico. Y con Marcelo Gallardo y Robert Rojas, en otro cruce entre los archirrivales.

El enojo de Benedetto

Según averiguó LA NACION, desde el Consejo de Fútbol no hay planes de desvincular a Battaglia. El organismo al que lidera Román Riquelme no quiere pagar el costo político de echar un segundo entrenador desde que asumió esta dirigencia. Sí trascendió que estaría esperando “un gesto”, es decir, una renuncia. Que en principio no llegará, porque lejos está de la idea del cuerpo técnico presentar la dimisión. De hecho, mientras se iba de la Bombonera el entrenador comenzó a diagramar el entrenamiento de este jueves, previsto para las 16.

No habrá diálogo entre Consejo y DT durante esta madrugada. De ambos lados dejarán que baje la temperatura y se calmen las aguas. Como es habitual, este jueves se reunirían en las oficinas del predio de Ezeiza. Sólo ellos sabrán qué se dirán entonces. Pero cabe mencionar que Riquelme y sus ayudantes estuvieron reunidos en la Bombonera al menos hasta la 1.

La exigencia impaciente de muchos hinchas

En este contexto, tampoco hay mucho tiempo como para tomar decisiones fuertes. Porque este sábado Boca visitará a Central Córdoba en Santiago del Estero y poco después viajará a San Pablo para enfrentarse con Corinthians por la tercera fecha del grupo E de la Copa Libertadores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.