Boca - River: Rafael Di Zeo y Mauro Martín no podrán estar en la Bombonera luego de un recurso de queja del Ministerio de Seguridad

·2  min de lectura
Mauro Martín y Rafael Di Zeo no podrán estar en las tribunas al menos por cuartro años
Mauro Martín y Rafael Di Zeo no podrán estar en las tribunas de la Bombonera: se mantiene su imposibilidad de ingreso hasta abril de 2023

Finalmente, ni Rafael Di Zeo ni Mauro Martín podrán estar este domingo en la Bombonera para presenciar el Superclásico. Así lo dispuso la Cámara Contencioso Adminsitrativo Federal, de la Sala IV, que aceptó el recurso de queja del Ministerio de Seguridad de la Nación. Entonces, se mantendrá el derecho de admisión y los barra brava de Boca no podrán ingresar al estadio para el partido con River.

Unos días atrás, el juez Edgardo Lara Correa había dado lugar al amparo presentado por los abogados de los violentos y les había abierto la puerta a la posibilidad de asistir con una autorización, pese a que ambos cursan un “derecho de admisión” para concurrir a los eventos deportivos hasta 2023. Ninguno de ellos podrán estar allí. Ni en la tribuna que ocupa “La 12″ ni en ningún otro lugar de la cancha.

De hecho, por lo dispuesto por el Ministerio de Seguridad de la Nación en 2017, eso tiene vigencia hasta abril de 2023, lo cual les impide la entrada a cualquier cancha. Por ese motivo, y ante el amparo dispuesto, ese organismo había apelado la medida.

Rafael Di Zeo
Rafael Di Zeo, en la tribuna que ocupa "La 12"; por ahora, sigue sin permiso para ingresar

Di Zeo es hoy, tal vez, el barra brava más poderoso del país. Coordina una tropa de 800 personas y administra una caja de dinero negro que se alimenta de aportes de la política, de empresarios y de la multifacética red de financiamiento que caracteriza a las barras argentinas: reventa de entradas y control de los accesos a los estadios, comercialización de indumentaria oficial, paquetes turísticos y la explotación de los estacionamientos en los alrededores de la cancha.

La medida de Lara Correa, a la que accedió LA NACION, deja constancia de que el Ministerio de Seguridad aportó “datos incompletos” al momento de la apelación y, además, resalta que el Club Boca Juniors puede hacer uso del derecho de admisión, en caso de no querer que ingresen Di Zeo y Martín. También determinó que el juez penal puede dictar otras cautelares.