Boca: entre lesionados, indigestados y ausentes, Ibarra arma el rompecabezas para visitar a a Godoy Cruz por la Liga Profesional

·4  min de lectura
Pol Fernández, uno de los pocos jugadores con experiencia que tendrá Boca en la visita a Godoy Cruz
Pol Fernández, uno de los pocos jugadores con experiencia que tendrá Boca en la visita a Godoy Cruz - Créditos: @Anibal Greco

En la agitada recta final que tendrá Boca de aquí a fines de octubre, un foco es el que más preocupa al cuerpo técnico liderado por Hugo Ibarra: el mal de ausencias.

Sucede que el equipo comenzó a sentir la intensidad del trabajo realizado durante todo el año, y es entonces cuando empiezan a aparecer lesiones, molestias físicas, las citaciones a los seleccionados nacionales y los siempre inoportunos imponderables.

La delegación que este jueves a las 15 emprende el viaje a Mendoza, donde el viernes visitará a Godoy Cruz por la fecha 21 de la Liga Profesional, lo evidencia más que nunca.

En total, hay 13 futbolistas de las inferiores entre los 22 citados. De ellos, solo seis tiene algo más de rodaje en primera división: Marcelo Weigandt, Agustín Sandez, Cristian Medina, Alan Varela, Aaron Molinas y Luis Vázquez. Mientras que otros cinco suman un puñado de minutos de acción (Gabriel Aranda, Nahuel Genez, Maximiliano Zalazar, Brandon Cortés y Luca Langoni) y dos ni siquiera debutaron ( Lautaro Di Lollo y Javier Morales, que es el goleador de la Reserva).

Por el contrario, los hombres de experiencia son nueve: Agustín Rossi, Javier García, Marcos Rojo (aunque tiene una sobrecarga en la pierna izquierda), Facundo Roncaglia, Guillermo Pol Fernández, Oscar Romero, Esteban Rolón, Martín Payero y Juan Ramírez.

¿A qué se debe este mix, en el que predomina tanta juventud? Lejos de “rifar” el campeonato local o priorizar el cruce ante Quilmes (también en Mendoza) del próximo miércoles, por los cuartos de final de la Copa Argentina, todo es consecuencia de las urgencias mencionadas. A saber: en la actualidad, Boca tiene en rehabilitación a cuatro futbolistas: Sebastián Villa, Exequiel Zeballos, Diego Pulpo González y Norberto Briasco.

A ellos se les sumó Nicolás Figal (dolor en su rodilla derecha) y Darío Benedetto, quien desde el lunes arrastra un malestar estomacal que le impide asimilar lo que come, y eso lo debilitó mucho. Llevarlo a Mendoza hubiera sido arriesgarlo demasiado en tiempos en los que precisa descansar y recuperarse. Tampoco estará Nicolás Orsini, aunque su ausencia se debe más al bajo rendimiento exhibido por el exLanús en los últimos juegos.

A estas bajas se le agregan las de los tres citados por sus respectivas selecciones, para la última ventana de amistosos FIFA previa al Mundial Qatar 2022. Ellos son los peruanos Luis Advíncula y Carlos Zambrano, y el colombiano Frank Fabra. Todos defensores.

La probable formación de Boca ante Godoy Cruz

No cabe dudas de que será muy complicado para el equipo reemplazar a los dos laterales, ya sea por su fortaleza defensiva (Advíncula) como por su potencia e importancia en ofensiva (Fabra).

Pero asimismo, estos momentos también ofrecen oportunidades. Porque Weigandt tendrá la gran ocasión de volver a mostrar sus condiciones como lateral por derecha y Sandez hará lo propio del otro costado.

Todo está entre algodones. Al punto que los laterales no tienen reemplazos de experiencia. Porque de un lado el chico Pedro Velurtas fue intervenido quirúrgicamente, y del otro Valentín Barco arrastra un golpe en el tobillo izquierdo. Es por eso que la alternativa a Sandez es Genez. La de Weigandt, Matías Olguin. La opción a Roncaglia es Aranda; la de Di Lollo es Valentín Fascendini y la de Langoni, Zalazar.

Ibarra debe armar el rompecabezas
Ibarra debe armar el rompecabezas - Créditos: @Prensa Boca

En la práctica de este jueves, en Ezeiza, Hugo Ibarra seguramente alineará el equipo en la práctica de pelota parada y se verá si todas estas variantes son realidad. Luego, a las 15.30, el plantel viajará en vuelo chárter a Mendoza y regresará apenas termine el partido.

“Primero pensaremos en Godoy Cruz. El vienes tenemos un partido importante y desde este martes tengo que ver qué futbolistas tengo a disposición, porque debemos rearmar todo. En Mendoza pondremos el mejor equipo posible”, había anticipado el DT en la conferencia de prensa posterior al 0 a 0 con Huracán en la Bombonera.

Y de eso se trata. Porque para el cruce con Quilmes, muy probablemente Figal y Benedetto ya estén en condiciones de regresar al primer equipo, y entonces todo se irá acomodando.

Por esa serie de acontecimientos desafortunados, el partido con el Tomba le produce a Boca la preocupación de saber que, al menos en la previa, ofrece demasiadas ventajas en relación a la que podría ser su formación ideal.

De los intérpretes que finalmente salgan a jugar en el estadio Malvinas Argentina dependerá si ese mix entre experiencia y juventud puede sacar adelante un encuentro que se presenta complejo.

El fixture que le queda a Boca