Boca - Lanús, por el Torneo 2021: los hinchas vuelven a la Bombonera y son el termómetro que medirá quién ganó y quién perdió en estos 19 meses

·4  min de lectura
La Bombonera vuelve a recibir a su gente tras un año y siete meses: cerca de 26.000 socios (50% deL aforo) estarán en el regreso, frente a Lanús, por el Torneo 2021.
Eitan Abramovich

Llegó el día que todos estaban esperando en Boca. No sólo por la abstinencia de los hinchas, sino también por la necesidad de los futbolistas. El equipo xeneize recupera aquello que fue un argumento permanente para explicar la pérdida de tantos puntos en condición de local: la pandemia se llevó los habituales gritos de guerra e impidió que el césped de la Bombonera se moviera, tal como cuentan propios y extraños. Hasta hoy. Porque las tribunas volverán a contar con parte de ese jugador extra esta noche, desde las 20.15, ante Lanús. Aunque –más allá de la euforia contenida– también podría existir un termómetro de todo lo que guardaron los fanáticos durante la gran ausencia.

Vaya si pasaron cosas en los 577 días en los que el coronavirus –que perdura– los alejó de las tribunas. Dos títulos locales obtenidos y un gran desahogo por las dos eliminaciones a River (por penales, en la Copa de la Liga Profesional y la Copa Argentina), pero también las pálidas: dos Copa Libertadores que ya son historia, la salida de Miguel Ángel Russo por una extensa seguidilla sin ganar (y el mal juego), jugadores apuntados por sus niveles, conflictos inusuales de ciertos futbolistas y un superclásico recientemente perdido que, más allá de desvirtuarse rápido (con Rojo expulsado a los 15 minutos), no encontró la revelación de los experimentados ante semejante contexto, que incluyó la derrota 2-1.

Las eliminatorias: lo que se viene, sin bajas por tarjetas, cuándo se juega el partido con Uruguay (y habrá otro en un mes)

Todo cambió. Nada se parece a aquel 10 de marzo de 2020, en el 3-0 a Independiente Medellín, cuando vieron por última vez a Boca: era goleador, imparable con Russo, rápidamente consolidado y con el “¡Dale, campeón!” gritado tres días después de consagrarse en la Superliga que le arrebató al equipo millonario en la última fecha: el virus frenó un andar de ocho triunfos y dos empates, con 24 goles en favor y apenas tres en contra.

Ahora, el hincha alentará a un equipo que –en su casa– disputó 23 encuentros sin su público y sólo se impuso en nueve, con el asterisco de que ganó en los penales tras la derrota con Inter, de Porto Alegre (octavos de final de Libertadores 2020), y la paridad con River (cuartos de final de la Copa Argentina). También, que salió del fondo de la tabla con Sebastián Battaglia, que les dio continuidad a los juveniles, pero en el Monumental no confió en ellos y expuso un lado apático. Y eso no le gustó a la gente.

Juan Román Riquelme se reencontrará desde el palco con los hinchas, a quienes extrañaba.
Juan Román Riquelme se reencontrará desde el palco con los hinchas, a quienes extrañaba.


Juan Román Riquelme se reencontrará desde el palco con los hinchas, a quienes extrañaba.

Juan Román Riquelme, cabeza del Consejo de Fútbol, estará tomando mates en una de las cabinas. Que el hincha lo aprecia e idolatra justificadamente es tan innegable como que en la gestión existieron manejos, incorporaciones que no complacen y situaciones que a más de uno le generan dudas. El primer pensamiento lleva a suponer que –como siempre– se escuchará la ovación, pero habrá que ver si es unánime.

Situación similar que experimentará Battaglia: máximo ganador de la historia del club como jugador, se reencontrará con los hinchas como entrenador después de más de seis años de su partido homenaje y de caer en el clásico, por el que fue muy criticado.

Sebastián Battaglia podrá ser reconocido por su condición de ídolo, aunque como entrenador de Boca viene de un tropiezo importante.
Alfieri Mauro


Sebastián Battaglia podrá ser reconocido por su condición de ídolo, aunque como entrenador de Boca viene de un tropiezo importante. (Alfieri Mauro/)

Entre los mayores cuestionamientos vía redes sociales estuvo la preferencia de los experimentados por encima de los chicos que él potenció y rindieron, incluso, mejor que algunos grandes. Entonces, se puede esperar el clásico “Vamos, vamos los pibes”. Hay jugadores apuntados hace tiempo. Por ejemplo, los colombianos.

Frank Fabra levantó su nivel en los últimos compromisos, pero la gente no olvida la cantidad de goles recibidos en los que ha estado distraído o desganado, como el inolvidable 0-3 ante Santos, en la eliminación copera en una de las semifinales de la anterior edición. Y encima tiene competidores como Sandez o Barco, que los hinchas pretenden ver ya como laterales izquierdos.

Edwin Cardona es otro caso bajo la lupa. Tras la Copa América se negó a subirse al avión que Boca le puso a disposición para que no rompiera la burbuja sanitaria y, en cambio, viajó a Colombia. Consciente de las consecuencias, no jugó con Atlético Mineiro, que lo eliminó en octavos de final de la Libertadores actual en medio del escándalo del VAR y las peleas en los pasillos.

Edwin Cardona tiene poco crédito en los hinchas y, después de su ausencia ante Mineiro, se verá cómo es recibido por la parcialidad boquense.
Nahuel Ventura


Edwin Cardona tiene poco crédito en los hinchas y, después de su ausencia ante Mineiro, se verá cómo es recibido por la parcialidad boquense. (Nahuel Ventura/)

Sebastián Villa no fue a entrenarse por 40 días para presionar y ser vendido a Bélgica. Aunque Battaglia aún no lo concentra, su futuro es un interrogante.

Por último, el final del partido con el conjunto granate será importante. Si sale victorioso, el superclásico olvidable no se impondrá a la fiesta; si pierde puntos otra vez, el (mal) humor de la gente puede dejar secuelas en un momento en el cual Boca todavía no está clasificado a la Libertadores del año que viene, la gran obsesión del club.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.