Boca Juniors despide a Hugo Ibarra como técnico y busca un nuevo entrenador

·2  min de lectura

Buenos Aires, 28 mar (EFE).- Boca Juniors decidió este martes que el exfutbolista Hugo Ibarra deje de ser el técnico de su plantel futbolístico, puesto que ocupará de forma provisional Mariano Herrón hasta que la institución bonaerense contrate a un nuevo entrenador.

"Hemos tomado la determinación de que este cuerpo (técnico) no continúa más", anunció a la prensa Mauricio Serna, uno de los integrantes del Consejo de Fútbol de Boca Juniors.

La Junta Directiva y el Consejo de Fútbol del club tomaron esta determinación después de varios partidos en los que el equipo mostró un flojo desempeño.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"Estamos muy agradecidos. Son nuestros amigos. Estamos aquí para tomar decisiones. No combinamos la amistad con el trabajo. Seguimos siendo muy amigos. Los queremos mucho", afirmó Serna.

Mariano Herrón, director técnico de la reserva del Boca Juniors, dirigirá en forma provisional al equipo argentino hasta la contratación de un nuevo entrenador.

"En un club como este no es fácil conseguir un cuerpo técnico. Necesitamos uno que se acomode a este plantel de futbolistas que tenemos. Estamos trabajando en las verdaderas opciones", señaló Serna.

Ibarra, que según Serna se despedirá este miércoles de los jugadores, dirigía el equipo desde julio del año pasado y logró su primer título como entrenador en octubre, cuando Boca ganó el Campeonato de la Primera División del fútbol argentino.

A inicios de marzo, el equipo ganó la Supercopa Argentina, pero desde entonces empató sin goles ante Defensa y Justicia, perdió frente a Banfield y también contra Instituto de Córdoba, y ganó 2-1 ante Olimpo de Bahía Blanca en un partido por Copa Argentina el sábado pasado que, finalmente, fue el último encuentro del ciclo de Ibarra.

Actualmente los Xeneizes son decimocuartos, con 11 puntos, siete menos que su máximo rival, el River Plate.

Como jugador, Ibarra militó en los argentinos Colón de Santa Fe y Boca Juniors.

En el club Xeneize vivió su máximo apogeo como jugador, ya que coincidió con la última época gloriosa de los de la Ribera, con los que ganó cuatro Copas Libertadores (2000, 2001, 2003 y 2007), una Intercontinental contra el Real Madrid (2000), tres recopas sudamericanas (2005, 2006 y 2008) y una Copa Sudamericana (2005), además de varios títulos locales.

El exdefensa, de 48 años, tuvo también un periplo europeo, que incluyó el Oporto -donde conquistó la Supercopa de Portugal-, el Mónaco y el Espanyol.

(c) Agencia EFE