Boca - Huracán y la polémica: ¿Fue penal? La divertida charla entre Marcos Rojo y Matías Cóccaro y por qué el árbitro no lo sancionó

·2  min de lectura
Rojo, Cóccaro y Falcón Pérez se rién
Rojo, Cóccaro y Falcón Pérez se rién

Apenas se jugaban 70 segundos del partido entre Boca y Huracán en la Bombonera, y Matías Cóccaro y Marcos Rojo ya habían tenido su primer encontronazo. Siempre al límite del reglamento ambos, la acción terminó en tiro libre en favor del xeneize, mientras el delantero del Globo se revolcaba y acusaba un golpe.

En la repetición quedó claro lo que vio el árbitro Yael Falcón Pérez: el agarrón del futbolista visitante sobre la camiseta del zaguero, en el comienzo de la acción. Sin embargo, el brazo derecho de Rojo se amplió mucho más allá del volumen de su cuerpo, y eso es lo que impactó luego en el rostro del delantero. Incluso, también se percibió que el brazo izquierdo del hombre de Boca abrazó por atrás a Cóccaro antes de que este girara.

Rojo abrazó a Cóccaro antes del agarrón de camiseta y el posterior contacto del antebrazo del zaguero con el rostro del delantero
Rojo abrazó a Cóccaro antes del agarrón de camiseta y el posterior contacto del antebrazo del zaguero con el rostro del delantero

Entonces, ¿debió el juez cobrar penal? La jugada es interpretativa. Es cierto que la secuencia comienza con ese abrazo de Rojo, luego viene el agarrón de la camiseta de Cóccaro y finalmente el contacto entre el codo del defensor y el rostro del delantero, acción por la que el árbitro también pudo haber considerado consultar al VAR. Ahora bien, ¿el abrazo de rojo es suficiente para cobrar falta? Según el árbitro, no, por eso cobró la infracción del delantero sobre el defensor, que fue la segunda fase de la jugada.

Las acciones continuaron con ese tiro libre en favor de Boca. Pero las dudas continuaron. Al punto que antes de que se iniciara la segunda etapa se dio un divertido diálogo entre ambos futbolistas, al que más tarde se sumó Falcón Pérez. “Vos me diste, vos me diste”, le dijo Cóccaro a Rojo, quien le mostraba que todo había sido con el hombro. Y el hombre de Huracán le agrega: “Cuando siento el contacto, yo me tiro”. Ya con el juez cerca, los tres se ríen.

Tras el partido, el propio Cóccaro desactivó cualquier polémica y elogió: “Marcos es uno de los mejores centrales del fútbol argentino. Es un rival difícil de enfrentar”. Además, agregó: “Marcos es un tipo argesivo a la hora de marcar y yo soy agresivo a la hora de atacar. Siempre hay roces, pero también hay buena onda. Así que todo bien.