Boca. La hora de definirse para Battaglia: ¿los juveniles o los de más experiencia para lo que resta del semestre?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Sebastián Battaglia le dio lugar a juveniles que le respondieron, pero en los partidos de mayor presión puso a los experimentados
Mauro Alfieri

El invicto de Sebastián Battaglia se rompió de la manera más cruel. En el Monumental, ante River y, quizás, autoboicoteándose . En el segundo partido trascendental de los 9 que lleva dirigiendo a Boca como DT oficial, su elección volvió a ser la experiencia, corriendo de todo plano a esos juveniles que él conoce y, de su propia mano, empezaron a destacarse. Hasta que tuvo que jugarse cosas importantes: para la clasificación a una de las semifinales de la Copa Argentina y en el superclásico de ayer prescindió de ellos. Y en ninguno fue un movimiento en el que se haya resaltado la inteligencia de los futbolistas con más rodaje.

Es cierto que el superclásico se desvirtuó en contra del xeneize por la temprana expulsión de Rojo: aunque se produjo a los 15 minutos de forma injusta por el error de Rapallini de mostrarle la primera amarilla en una acción fabricada por Romero, el ex zaguero de la selección argentina también fue poco inteligente al ir fuerte a la siguiente jugada, apenas 120 segundos después. Por ello no pasó de ser uno de los mejores del equipo al gran villano, pero sí un ejemplo claro que refleja el comportamiento general. Esa experiencia a la que apeló el entrenador ocultó la supuesta virtud otra vez, al igual que frente a Patronato, al que pudo ganarle recién en la definición por penales.

El clásico, para los más grandes

Entonces, llegó la hora de que Battaglia se decida. Considerar a algunos chicos que le terminaron haciendo bien a Boca y, de repente, desechar esa idea en los momentos en los que más se precisa una formación confiable, puede derivar en sustos o en tropiezos. También puede salir bien, pero (por ahora) no es el caso. Alrededor de eso, el técnico debe empezar a plasmar lo que quiere en verdad de cara a la continuación del semestre, en el que deberá poner la mira, sobre todo, en ganar la Copa Argentina.

La titularidad de “Pulpo” González, por ejemplo, es una que fue y es -más que nunca- discutida por el hincha. Compitió el puesto con Cristian Medina y Rodrigo Montes, pero el hombre de 33 años se impuso pese a su bajo nivel. Esa línea la mantuvo. O, mejor dicho, se vio la peor versión del ex Lanús. Intrascendente sin la pelota y poco participativo los segundos que la podía tener su equipo.

El mensaje de Battaglia

Todo lo contrario a lo que dijo haber buscado Battaglia: “Queríamos que nos diera un poco más de contención en la mitad de la cancha para soltar a Almendra al ataque”, explicó el técnico. González duró 45 minutos en Núñez, reemplazado por Rolón para equilibrar al equipo y no recibir más goles, pero el refuerzo no brindó nada diferente: Boca tuvo fortuna de no ser goleado y muchos se preguntan por qué se gastó un cambio de esa característica.

Entonces, se repitió que los chicos entraran en acción en medio de una circunstancia (0-2, en ese momento) difícil de afrontar. Funciona contradictorio . Cristian Medina jugó todo el segundo tiempo y otros fortalecen el debate, incluso, ingresando tarde. Como Aaron Molinas, que perdió la titularidad por Cardona, pero volvió a entrar bien (a 15 minutos para el final): pidió la pelota, se atrevió a rematar y lanzó el córner a la cabeza de Carlos Zambrano para el descuento sobre el final.

Copa de la Liga profesional.
Superclásico Boca Juniors vs River Plate.
Mauro Alfieri


Copa de la Liga profesional. Superclásico Boca Juniors vs River Plate. (Mauro Alfieri/)

Hay más casos. Luis Vázquez ganó confianza con dos goles en cinco partidos, pero la recuperación de Orsini (no jugó un buen clásico) lo sentó en el banco, participando sólo del último cuarto de hora; Alan Varela no fue ni suplente; Exequiel Zeballos tuvo pocos minutos (siete) desde el centro a Vázquez en el debut victorioso de Battaglia y destacarse en el superclásico de reserva del viernes no forjó ni un minuto de juego; Montes jugó dos de los últimos tres partidos e hizo un gol, pero tampoco fue tenido en cuenta.

Luis Vázquez encabeza la fila; el 9 de los juveniles ingresó faltando unos pocos minutos en el segundo tiempo
Mauro Alfieri


Luis Vázquez encabeza la fila; el 9 de los juveniles ingresó faltando unos pocos minutos en el segundo tiempo (Mauro Alfieri/)

Si Battaglia quiere seguir tomando de la mano a los experimentados, deberá trabajar juego y actitud; si quiere utilizar a juveniles, también debe confiar en ellos para los compromisos que más presiones generan. Es momento de decidirse.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.