Boca: mientras espera por Benedetto, estrenó el 2022 con un convincente triunfo ante Colo Colo, con un equipo súper ofensivo

·5  min de lectura
El festejo del Pulpo González, autor del 1-0; Boca dejó una buena imagen en el comienzo del torneo de verano
Mauro Alfieri

Con la confirmación de Sebastián Battaglia como entrenador, Boca estrenó el 2022 con un triunfo convincente en el Torneo Internacional de Verano: se impuso por 2 a 0 sobre Colo Colo, de Chile. El partido, correspondiente al Grupo A, fue jugado bajo una intensa lluvia.

Cuando Boca no tenía respuestas, un tiro libre de Zeballos resolvió el misterio
Mauro Alfieri


Cuando Boca no tenía respuestas, un tiro libre de Zeballos resolvió el misterio (Mauro Alfieri/)

Luego de un cierre de 2021 victorioso por el título de la Copa Argentina, Boca arrancó su nuevo camino con la obsesión de siempre: lograr la Copa Libertadores. Para ello, espera a Darío Benedetto, que llegará este jueves a nuestro país e inmediatamente se hará los estudios médicos. De deslucido paso por Marsella y Eleche, pero con un grato recuerdo xeneize. Y siguen las negociaciones por Pol Fernández (”lo de Pol es muy real; es del paladar de Boca”, aseguró Bermúdez), Nicolás Figal y Ángel Romero.

Como parte de la pretemporada, arrancó con todo, a pura audacia. Luego, se quedó de modo peligroso. En el final, con el empuje de los pibes, resolvió la ecuación. Celebró con dos golazos: el primero, del Pulpo González, cruzado, violento. El segundo, una joyita de Zeballos, uno de los pibes que salieron al rescate.

Una imagen de la pasión xeneize, también, en La Plata
Mauro Alfieri


Una imagen de la pasión xeneize, también, en La Plata (Mauro Alfieri/)

El primer equipo en el año de Battaglia se presentó con un esquema 4-3-3, con la inclusión de Nicolás Orsini, que tuvo poco rodaje desde su llegada en junio pasado por una serie de lesiones y las buenas actuaciones del juvenil Luis Vázquez. Sin embargo, el número 9 sigue en deuda.

Sebastián Battaglia, siempre con serenidad, ahora con un poder mayor
Mauro Alfieri


Sebastián Battaglia, siempre con serenidad, ahora con un poder mayor (Mauro Alfieri/)

Sin el control limitado al ser interino, ahora Battaglia muestra todo su poder. Horas antes del encuentro, dejó a un costado a Agustín Almendra, luego de una fuerte discusión. El consejo del fútbol se refirió al incidente. “Son cosas del fútbol, malos entendidos pero no pasan a mayores. Es un chico dócil, está muy bien”, comentó Raúl Cascini. “Agustín es joven y comete imprudencias, pero no son faltas de respeto y el DT goza de nuestro respaldo. No hay diferencias”, agregó el Patrón Bermúdez.

El 1 a 0 de Boca

Al ataque, Boca arrancó con todo. Un tiro libre de Villa casi viaja al ángulo: Brayan Cortés envió la pelota al córner. La intención del equipo xeneize fue clara: ambiciosa, de principio a fin. Bajo una persistente llovizna, Salvio atacó por el sector derecho, Villa arrancó por el otro andarivel y Orsini, en el medio, como faro goleador. Ramírez, unos metros más atrás, disfrazado de Cardona, una suerte de enganche, aunque con otro recorrido y dinámica.

Como siempre, Fabra se sintió más cómodo en el ataque que en la defensa (y en las alturas)
Mauro Alfieri


Como siempre, Fabra se sintió más cómodo en el ataque que en la defensa (y en las alturas) (Mauro Alfieri/)

Tanta insistencia, tuvo su premio demasiado temprano, a los 9. El Pulpo González sacó un remate bárbaro, desde lejos, cruzado, inatajable. Boca se puso 1 a 0 por su propuesta y, también, por su actitud. Colo Colo jugaba al trote, en otra dimensión.

A Orsini le costó, otra vez, ser el número 9 de Boca
Mauro Alfieri


A Orsini le costó, otra vez, ser el número 9 de Boca (Mauro Alfieri/)

La osadía xeneize fue retrocediendo en la parte final del primer capítulo. Se perdió Villa, Orsini no pudo impactar una asistencia interesante de Salvio, Varela no era el eje en el círculo central. Boca dominaba el escenario, tenía la pelota, pero ya no tenía prepotencia. Errático, Colo Colo se excedió con la pierna fuerte y se llenó de tarjetas amarillas.

Más parejo resultó el espectáculo en el tramo final. Con Colo Gil sobre el césped, y algunos detalles interesantes de Fuentes y Suazo, el conjunto chileno se animó más, atacó mejor y descubrió algunas falencias en la defensa xeneize, sobre todo, del lado de Fabra. Boca perdió el ímpetu, el empuje de sus buenos primeros minutos, tal vez por el duro rigor de la pretemporada.

De todos modos, cada vez que fue requerido, Rossi tuvo una buena noche, más allá de que tuvo un par de resbalones por el mojado campo de juego. La lluvia casi no aflojó, pero el arquero debió cambiar sus botines. En el desierto, un pelotazo bárbaro de Avila encontró en una buena posición a Orsini, que corrió, se acomodó y le pegó, pero le erró al arco.

Villa arrancó muy bien y se fue apagando
Mauro Alfieri


Villa arrancó muy bien y se fue apagando (Mauro Alfieri/)

Boca se quedó, Colo Colo se animó, en un espectáculo atractivo, con poco riesgo en las áreas. El equipo xeneize necesitaba frescura, por lo que Battaglia dispuso de los ingresos de Molinas, Zeballos y Medina. La juventud le dio otra energía a Boca, que arrancó con todo y se diluyó a medida que transcurrieron los minutos. Un gol anulado (clara posición adelantada), luego de una salida en falso de Rossi, fue uno de los tantos llamados de atención en un segundo capítulo frío, sin sustancia.

El 2 a 0 de Boca

Hasta que un tiro libre de Zeballos, el Changuito, resolvió el misterio: un golazo, que pasó entre las manos del arquero. Desde un ángulo y hacia el ángulo. Una joyita, cuando Boca había perdido juego. Los jóvenes salieron al rescate de Battaglia.

Ganó Boca. Qué mejor que comenzar el año de la mejor manera...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.