Boca: Carlos Izquierdoz, el retorno del capitán que vuelve para imponerle su liderazgo en días sensibles

·5  min de lectura
Carlos Izquierdoz celebra su gol ante Rosario Central; el zaguero volverá ante Barracas Central, justo en un momento inestable del Boca de Battaglia
Mauro Alfieri

No había un momento más acorde como para retornar. Con Boca a un triunfo de sentenciar su ubicación entre los mejores cuatro equipos de su zona en la Copa de la Liga y así acceder a los cuartos de final, pero último en el grupo correspondiente a la Copa Libertadores , teniendo por delante una posibilidad enorme -aunque también dificultosa en la altura de La Paz- el martes frente a Always Ready, luego de que el empate entre éste y Deportivo Cali le diera más oxígeno al equipo de Sebastián Battaglia. Para el cruce de este sábado en la Bombonera con Barracas Central (desde las 19), que puede sellar su boleto local, el entrenador volverá a contar con Carlos Izquierdoz. Luego de más de un mes y medio alejado, su reaparición es vital desde su figura de capitán y referente para liderar, ahora dentro del campo, a un conjunto que se muestra sin rumbo.

Boca y la ruleta del 5: el puesto de las mil pruebas de Sebastián Battaglia y de ningún convencimiento, por eso ya buscan un refuerzo para esa zona

Serán exactamente 48 días sin poder vestir la camiseta azul y oro producto de la fractura en el quinto metatarsiano del pie izquierdo que sufrió ante Estudiantes y que requirió una cirugía dos días después. En su ausencia, Marcos Rojo, en los encuentros domésticos, y Frank Fabra, en los compromisos internacionales, portaron su cinta. Boca lo extrañó desde todos los aspectos. Incluso, para guiar a sus compañeros hacia la calma, en medio de una actualidad preocupante.

Más allá de que su comienzo de año no fue del todo positivo: el único compromiso en el que Izquierdoz pudo aportar para mantener el arco en cero fueron los 21 minutos que estuvo en La Plata. En los anteriores y primeros cinco encuentros del presente campeonato, el Xeneize recibió al menos un gol. Y, encima, la fractura le impidió jugar el superclásico en el Monumental que Boca ganó 1-0 a la fecha siguiente, algo que no conoce desde que arribó a la institución a mediados de 2018 (jugó tres en Núñez, perdiendo dos y empatando el restante). Llamativamente, desde ese triunfo, Boca tomó un barranco y, salvo excepciones que sólo sumaron una tímida sonrisa, no frenó un andar lleno de desconcierto.

El momento de la fractura

Por eso, el equipo sintió su falta mientras se recuperó: tres vallas invictas de nueve compromisos, en los que terminó contabilizando nueve goles en contra. Encima, a la par suya fueron cayendo soldados que ahondaron esa falta de solidez: Battaglia debió toparse con los posteriores desgarros de Carlos Zambrano, Nicolás Figal y Gastón Ávila, además del esguince de tobillo del chico Gabriel Aranda y la suspensión de cinco fechas que ostenta Rojo en la Copa Libertadores por el escándalo en el estadio Mineirao la noche de la eliminación frente a Atlético Mineiro en la edición pasada.

En ese sentido, la vuelta de “Cali” es auspiciosa de cara a la definición de la primera fase del certamen subcontinental, en la que él también está prohibido de jugar por aquel episodio. Aunque, a diferencia del defensor zurdo, cumplirá la última fecha cuando el próximo miércoles Boca juegue en Bolivia y, de esa manera, podrá afrontar los dos compromisos restantes ante Corinthians y Deportivo Cali, ambos en condición de local: Battaglia recupera a un pilar esencial de su formación, a la vez que el equipo fortalece la experiencia de sus figuras y referentes dentro del campo.

Carlos Izquierdoz volverá a ser titular en Boca ante Barracas Central, por la Copa de la Liga
Prensa Boca


Carlos Izquierdoz volverá a ser titular en Boca ante Barracas Central, por la Copa de la Liga (Prensa Boca/)

Porque, por ejemplo, Darío Benedetto empezó a equivocar el camino y a obnubilarse paralelamente con la palidez del funcionamiento colectivo: quiere imponer su rol indiscutido como referente desde su regreso al club, pero –incluso- empieza a ser criticado por los fanáticos debido a sus acciones mal vistas en un momento futbolístico que exige serenidad, más allá de sus seis goles en 12 partidos. La primera fue la tarde del duro testimonio con el que expuso aún más a Agustín Almendra cuando éste le faltó el respeto al técnico durante un entrenamiento (y a varios jugadores del plantel) y quedó desafectado del plantel profesional: hombres del peso de Izquierdoz prefirieron esquivar los micrófonos cuando al otro día viajaron a Córdoba para el encuentro por la Copa Argentina, ante Central Córdoba, de Rosario.

Otras fueron más recientes: aunque vale observarlo como un acto genuino, varios no vieron con buenos ojos sus gesticulaciones fervorosas y evidentemente enojadas hacia sus compañeros cuando se fueron al vestuario de la Bombonera en el empate parcial (y final 1-1) frente a Godoy Cruz: “¡Somos unos pel... Cinco minutos faltaban, la con... de su madre!”, fueron sus palabras, que también pudo ahorrarse hasta llegar a la privacidad.

Carlos Izquierdoz abrió el marcador ante Rosario Central.
Mauro Alfieri


Carlos Izquierdoz abrió el marcador ante Rosario Central. (Mauro Alfieri/)

La última fue el martes pasado en Brasil, en donde acumuló su tercera amonestación en la Libertadores -una en cada encuentro por la zona de grupos- y, por ende, la suspensión para jugar en la altura de La Paz la semana que viene, en un encuentro trascendental para las aspiraciones boquenses de avanzar a los octavos de final. Encima, no conforme con una tarjeta amarilla innecesaria (por defender al chico Zeballos a través de un frente a frente evitable con João Víctor), mereció el segundo cartón por una infracción al mismo zaguero brasileño, pero se salvó. Momentos en los que un líder debe saber manejar los impulsos para que otros compañeros no cometan los mismos errores.

Izquierdoz será el segundo central mañana frente a Barracas, acompañado por Zambrano. En busca de la clasificación en el torneo, pero también para aportar orden a un conjunto que en muchos momentos pierde los estribos y, en consecuencia, sienta la presencia de un hombre que, asimismo, será importante en la instancia límite que vive Boca en la Copa Libertadores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.