Boca campeón 2022: confirmó su dominio local, pese a que pasó de Battaglia a Ibarra a mitad de camino, y relanzó el valor de sus divisiones inferiores

El plantel de Boca y los dos títulos conseguidos en 2022: la Copa de la Liga (con Battaglia como DT) y la Liga Profesional (con Ibarra)
El plantel de Boca y los dos títulos conseguidos en 2022: la Copa de la Liga (con Battaglia como DT) y la Liga Profesional (con Ibarra) - Créditos: @Marcelo Aguilar

Boca cierra el 2022 con una sentencia tan convincente como irrefutable: se siente y fue el mejor equipo del país. No desde el nivel futbolístico, pero aún con ese defecto su chapa de permanente campeón le alcanzó para seguir llenando la vitrina. También, con el mérito de causarse problemas a sí mismo –como en cada año– y tener la entereza para superarlos, aun cuando parecen llevarlo al sótano. Incluso, pudo haber festejado más, pero nada apagó un balance con muchas sonrisas, que finalizó con la confirmación de Hugo Ibarra como DT para el 2023.

Para empezar, Boca tuvo dos entrenadores en 2022. Luego de la renovación que se había ganado a fines de 2021, Sebastián Battaglia estuvo al frente hasta comienzos de julio. En ese lapso, el extécnico le encontró la mano al funcionamiento de su conjunto y logró levantar la Copa de la Liga.

Hugo Ibarra con la copa.
Hugo Ibarra con la copa.

El sucesor fue Hugo Ibarra, acompañado por Roberto Pompei y Leandro Gracián. ¿Por qué siguen en 2023? Por la infartante definición de la Liga Profesional que lo consagró: el penal que Franco Armani, arquero de River, le contuvo sobre la hora a Racing, competidor por el título, fue clave para que Boca coronara una campaña a la que le sobró esfuerzo.

De hecho, pudieron ser más: cayó en las semifinales de la Copa Argentina ante el posterior campeón Patronato y no pudo levantar el Trofeo de Campeones ante… Racing, el subcampeón que le había ganado el desempate a Tigre, el otro segundo puesto. Antes de que inicie el picante duelo (2-1 ganó la Academia en San Luis), Boca expuso los dos trofeos. Todo un mensaje: el campeón de campeones era indiscutido.

Boca y el festejo posterior a empatar con Independiente 2-2 en la última fecha de la Liga Profesional
Boca y el festejo posterior a empatar con Independiente 2-2 en la última fecha de la Liga Profesional - Créditos: @Anibal Greco

Fue un nuevo año en el que la Copa Libertadores dijo que “no”. Y de manera insólita. Darío Benedetto tuvo la noche más frustrante de su carrera en la revancha de octavos de final ante Corinthians, estallando contra el palo un penal en el tiempo reglamentario y lanzando a la segunda bandeja el remate que podía poner a su equipo en los cuartos durante la tanda.

Al mismo tiempo, tuvo revancha. Porque en lo que respecta a superclásicos, el año fue perfecto: los de azul y oro ganaron los dos que se disputaron, ambos por 1-0. En el Monumental, firmó el gol Sebastián Villa; en la Bombonera, apareció el cabezazo de “Pipa”.

Fue una temporada en el que otro de los fuertes fue sobreponerse a bajas sensibles por lesiones, como las de Exequiel Zeballos, Villa y Marcos Rojo. Debutaron muchos juveniles, destacándose la aparición de delanteros como Luca Langoni y Gonzalo Morales. También, las consagraciones en las inferiores y hasta el gran logro del fútbol femenino: campeonas locales y primer equipo argentino que accedió a una final de la Libertadores.

Otro año de revoluciones. Del enorme quiebre entre el plantel y el Consejo de Fútbol, cuando los referentes se plantaron con la exigencia del pago de una deuda de premios, a acercarse más y mejor a través de los asados de los viernes. Además, las peleas con Agustín Rossi y su representante por la renovación de un contrato que, si bien reflotó el diálogo en las últimas semanas, sigue sin tener novedades a horas de este 1° de enero en el que el arquero ya puede negociar un precontrato con otra entidad (¿se irá a Flamengo?).

El festejo de Battaglia, luego del triunfo de Boca vs, Tigre en Córdoba por 3-0, el 22/05/22
El festejo de Battaglia, luego del triunfo de Boca vs, Tigre en Córdoba por 3-0, el 22/05/22 - Créditos: @Fotobaires

El fin de año trajo una bomba a medias: Juan Román Riquelme presentó “Soy Bostero”, su plataforma política con la que empieza a pensar independientemente en su candidatura a presidente. Para las elecciones de 2023 (casi con seguridad) o dentro de cinco años. Igual, con Riquelme nunca se sabe.

Un año revoltoso para Boca, pero tan (o más) exitoso como los anteriores. Con la permanente deuda: esa Copa Libertadores que intentarán levantar en esta temporada entrante.

Marcos Rojo besa el trofeo de campeón tras la victoria de Boca 3-0 ante Tigre en la final de la Copa de la Liga de Argentina, el 22 de mayo de 2022, en Córdoba. (AP Foto/Nicolás Aguilera)
Marcos Rojo besa el trofeo de campeón tras la victoria de Boca 3-0 ante Tigre en la final de la Copa de la Liga de Argentina, el 22 de mayo de 2022, en Córdoba. (AP Foto/Nicolás Aguilera)