Boca y la arriesgada costumbre de caminar por la cornisa: en 2021 aun no pudo ganar partidos importantes en los 90 minutos

·4  min de lectura
Todos los abrazos para Agustín Rossi; el arquero volvió a ser decisivo en una definición por penales
Fotobaires

Boca se acostumbró en este 2021 a caminar por la cornisa. Una delgada línea en la cual un paso en falso o el más mínimo imponderable lo derrumba. Y, cuando eso ocurre, el golpe es muy doloroso.

La victoria 4-2 por penales ante Patronato, que lo metió en las semifinales de la Copa Argentina, fue importante y se celebró con ganas. Pero es una continuidad de lo que viene ocurriendo en el tiempo reciente: en lo que va del año, el equipo de la Ribera no pudo ganar en los 90 minutos ningún partido importante. Trascendental. Bisagra. De esos 11 juegos, empató 10 (seis 0-0) y perdió 1. Marcó apenas 5 goles y recibió 8.

El calendario deportivo comenzó con un Superclásico inédito el 2 de enero. Terminó 2 a 2 en la Bombonera, por la primera etapa de la Copa Maradona. Apenas dos meses más tarde, en el mismo estadio, también empataron. Fue 1 a 1 por la Copa de la Liga. Ya en los playoffs volvieron a repetirse protagonistas, cancha y resultado. Lo único diferente fue la alegría y el festejo local de ganar 4-2 por penales un partido al que River arribó después de un contagio masivo de Covid 19 en su plantel. Fue la tarde en la que debutó en el arco millonario el chico Alan Díaz, que en la definición le atajó el remate picado de Edwin Cardona.

El cuarto superclásico del año tuvo, finalmente, otro escenario. El 4 de agosto, en el Único de La Plata y por los octavos de final de la Copa Argentina, Boca volvió a darse el gusto de eliminar a River. Fue 4-1 por penales, después de otra igualdad (0 a 0).

Volviendo a enero, el Xeneize se consagró campeón de la Copa Maradona el 17 de ese mes. Sucedió en San Juan. Aquel encuentro decisivo también culminó igualado (1 a 1) y la alegría azul y oro recién llegó después de otra tanda de penales.

Por esa misma vía y en ese mismo estadio fue que quedó marginado de la Copa de la Liga, cuando Racing le ganó 4-2 luego de un aburrido 0 a 0, por las semifinales. Ese fue el último partido oficial de Tevez con la camiseta xeneize, el 31 de mayo pasado.

En la Copa Libertadores fueron los mazazos. En enero, frente a Santos, no pudo marcar goles en esa llave de semifinales de la retrasada edición 2020. Tras el magro 0 a 0 en la Bombonera llegó el durísimo 0-3 en suelo brasileño. Sin garra, ni amor propio, ni actitud, ni corazón. Fue la noche en la que Juan Román Riquelme dio el ultimátum: “Se puede ganar o perder, pero no se puede volver a jugar como se jugó este partido”.

En la competencia continental 2021 la cosa fue similar. El sorteo le deparó enfrentar en octavos de final a Atletico Mineiro, uno de los grandes favoritos a conquistar América.

En los que probablemente fueron los dos mejores partidos del ciclo Russo en todo el año, Boca supo contrarrestar a su rival. Incluso, dominó las acciones en buena parte de esos 180 minutos. Además, marcó dos goles que el VAR no convalidó, en decisiones muy polémicas que todavía se discuten. Fueron dos 0 a 0. Luego de eso, quedó eliminado al perder 3-1 en la serie de penales. Emerson atajó los remates de Pavón y Rolón, e Izquierdoz desvió el suyo.

Este flamante ciclo iniciado por Sebastián Battaglia hace poco más de un mes (más allá de esos dos juegos de emergencia disputados con juveniles ante Banfield y San Lorenzo) ofrece motivos para que los hinchas se ilusionen. Es evidente que la búsqueda es otra, con un equipo más protagonista que tiene el arco rival entre ceja y ceja. Aun así, tampoco pudo resolver en los 90 minutos el cruce con Patronato.

En lo que resta del año al equipo le quedan al menos dos “finales”: las semis de la Copa Argentina (si pasa a Argentinos y San Telmo, avanzará al último juego) y el Superclásico del próximo 3 de octubre en el Monumental.

Las definiciones por penales son parte del juego. En eso no hay discusión. El asunto es cuando se apuesta demasiado seguido a esa última chance. Porque a veces la ruleta sale el color rival.

Las 11 “finales” de Boca en 2021:

  • 2-2 vs. River

  • 0-0 vs. Santos (Copa Libertadores 2020. Semifinal, ida)

  • 0-3 vs. Santos (Copa Libertadores 2020. Semifinal, vuelta)

  • 1-1 vs .Banfield (Final Copa Maradona. Ganó 5-3 por penales)

  • 1-1 vs. River (Copa de la Liga, primera etapa)

  • 1-1 vs. River (Copa de la Liga. Cuartos de final. Ganó 4-2 por penales)

  • 0-0 vs. Racing (Copa de la Liga. Semifinales. Perdió 4-2 por penales)

  • 0-0 vs. Atletico Mineiro (Copa Libertadores 2021. Octavos de final, ida)

  • 0-0 vs. Atletico Mineiro (Copa Libertadores 2021. Octavos de final, vuelta. Perdió 3-1 por penales).

  • 0-0 vs. River (Copa Argentina. Octavos de final. Ganó 4-1 por penales)

  • 0-0 vs. Patronato (Copa Argentina. Cuartos de final. Ganó 4-2 por penales).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.