Boca se afirma en la eficacia de Darío Benedetto, que sube en la tabla de goleadores histórica del club, y en su nueva joya, Exequiel Zeballos

·4  min de lectura
Zeballos, en el centro de los festejos de Boca
Zeballos, en el centro de los festejos de Boca - Créditos: @ Mauro Alfieri

Contra Tigre y en la Bombonera, justo la noche en que festejaba su título de campeón de la Copa de la Liga Profesional conseguido ante el mismo rival el mes pasado, Boca recuperó el paso ganador después de su tropiezo del domingo último en Santiago del Estero, donde cayó frente a Central Córdoba. Y la fiesta de goles, el 5-3 sobre el Matador, se afirmó en los tantos de Darío Benedetto, el goleador insaciable, y Exequiel Zeballos, la nueva joya del equipo. Cada uno hizo dos.

Pipa es el emblema, el as de espadas que tiene hoy el conjunto xeneize en la delantera y la carta de gol que obliga, a pura eficacia, a tener permanentemente a mano las estadísticas. Lleva siempre puesta la capa de superhéroe que tiene el molde de Martín Palermo, como siguiendo la huella que el Titán dejó con la camiseta auriazul número 9. Las comparaciones pueden resultar odiosas, claro, sobre todo cuando el platense sumó 236 tantos y está en la cima de los goleadores del club, pero en este caso alimentan el apetito deportivo y permiten dimensionar lo que hace el ariete del presente.

Resumen de Boca 5 vs. Tigre 3

“Nunca imaginé anotar tantos goles en la primera de Boca e acercándome a los máximos anotadores de la historia del club”, comentó a ESPN Benedetto, de 32 años, después de que le advirtieran que con el doblete a Tigre acumula 57 conquistas en 97 partidos, con un promedio de 0,58, y se ubica 23º en la tabla de todos los tiempos del club. ”La realidad es que todo tiene que ser hecho para beneficio del equipo, y es una alegría colaborar con el grupo”, destacó el a veces capitán. Hay otro dato: Pipa superó a Heber Mastrángelo y Ángel “Tanque” Rojas, autores de 56. En el horizonte aparecen Jorge Comas, con 63, y Ricardo Gareca, con 64.

Benedetto tuvo su primera etapa con la camiseta azul y oro entre 2016 y 2019, en la que obtuvo sus tres primeros trofeos en Boca (dos de Superliga y la Supercopa Argentina). Ahora viene de levantar otro, la Copa de la Liga, en la temporada de su regreso. El ídolo volvió y paga el cariño con más goles.

Con un estupendo promedio de 0,58 goles por encuentro y al cabo de 97 partidos, Darío Benedetto sigue escalando en la tabla de goleadores históricos de Boca: se ubica 23º y ya superó a Alfredo "Tanque" Rojas.
Con un estupendo promedio de 0,58 goles por encuentro y al cabo de 97 partidos, Darío Benedetto sigue escalando en la tabla de goleadores históricos de Boca: se ubica 23º y ya superó a Alfredo "Tanque" Rojas. - Créditos: @ Mauro Alfieri


Con un estupendo promedio de 0,58 goles por encuentro y al cabo de 97 partidos, Darío Benedetto sigue escalando en la tabla de goleadores históricos de Boca: se ubica 23º y ya superó a Alfredo "Tanque" Rojas. ( Mauro Alfieri/)

Por su parte, “Changuito” Zeballos, de 20 años, es una estrella naciente. Hay quien se anima a equiparar su nivel con el que alcanzó Cristian Pavón antes de Rusia 2018, aunque cabe recordar que tras aquel Mundial Kichán nunca volvió a mostrarse como entonces. El techo de Exequiel es aún desconocido. Tiene mucho por dar. “Se trata de aprovechar las oportunidades que se presentan. Porque esto, como me dice mi papá, es un día a día, levantarse cada mañana y apoyarse en Dios”, indicó el santiagueño de La Banda luego de su primer doblete en la máxima división, gracias a dos acciones muy destacadas. Crece, cada semana juega mejor.

”Sí, marqué mi primer doblete, pero ahora sigo trabajando para estar siempre a disposición del técnico y del equipo”, agregó Zeballos, que en los comienzos de su carrera profesional juega al lado de una de las celebridades vivientes del club. Y ahí está, dispuesto a aprender, sumar y complementarse con el propio Benedetto, con Sebastián Villa, con Eduardo Salvio, las cartas de ataque experimentadas que tiene el equipo dirigido por Sebastián Battaglia.

Benedetto y Zeballos, pasado, presente y futuro de Boca, que cuando se enciende de media cancha hacia adelante se muestra insaciable y sostiene la ilusión de los hinchas que piden por la Copa Libertadores. “Nuestros goles valen si son un aporte para el equipo”, coincidieron. Un equipo que se acostumbró a ganar los necesita, y los tiene. En altísimo nivel.

El festejo de Boca por haber ganado la Copa de la Liga
El festejo de Boca por haber ganado la Copa de la Liga - Créditos: @ Mauro Alfieri


El festejo de Boca por haber ganado la Copa de la Liga ( Mauro Alfieri/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.