Entrena como boxeador

Por José Manuel Nava

De los deportes que se practicaban en la antigua Grecia (Juegos Olímpicos), tenemos el boxeo, que desde sus orígenes fue un deporte muy popular. Por lo tanto, pelear con los puños como competición y espectáculo es tan antiguo como la historia del deporte. Actualmente las competiciones de Boxeo "Profesional", requieren programas de entrenamiento muy completos, que impliquen el cuidado y protección de los boxeadores por encima de cualquier objetivo o consideración, entre otras cosas.

Logra la condición de un profesional

Es un hecho que la práctica de cualquier deporte requiere una preparación física y mental supercompleta, pero en este deporte el cuidado del púgil reviste mayor importancia debido a "la dureza de dicha disciplina". Como sabemos, el boxeo demanda mucho trabajo, esfuerzo, sacrificio y una serie de cuidados especiales (tanto físicos como mentales), que debe tener el boxeador con su cuerpo. Adicional a esto, los boxeadores deben estar acostumbrados a dar determinados pesos para sus peleas. Esto los lleva a realizar varias acciones con tal de dar el peso: se sobreentrenan, deshidratan y hacen dietas bastante rigurosas, por ejemplo. Por lo tanto, los boxeadores profesionales deben someterse a ciertos principios de higiene, alimentación, cultura física y descanso, si lo que quieren es mantener una buena salud y condición física. El abandonar dichos principios por algunas semanas, les puede costar el no recuperar jamás la forma física anterior.

En el entrenamiento de boxeo se debe dar la importancia necesaria a la preparación con medios prácticos, incluyendo todos los factores físicos, psíquicos, técnico-tácticos y sociales. Esto implica que debe atribuirse una importancia cada vez mayor al "entrenamiento-pelea" o entrenamiento de la condición física específica para el combate con sus propios métodos de entrenamiento especializado. El entrenamiento para mejorar la condición física (entrenamiento puro), sólo deberá efectuarse cuando sea estrictamente necesario, por ejemplo, para realizar entrenamientos complementarios, de mantenimiento, de compensación o similares.

Para iniciarse en el box, se requiere de un largo período de preparación física. Los boxeadores profesionales están continuamente perfeccionando su técnica mientras se mueven a los rangos superiores para enfrentar a oponentes más fuertes. El entrenamiento general del boxeador se compone de:

  • Ejercicios para el desarrollo de músculos esenciales para el box (Cultura Física).
  • Ejercicios exclusivamente relacionados con el boxeo.
  • Principios generales de higiene y de alimentación.

Un boxeador aparte de tener sus piernas fuertes y resistentes, necesita fortalecer torso y brazos para protegerse de los ataques del rival. El boxeador no debe buscar el desarrollo voluminoso de sus músculos (volumen no significa calidad). El boxeador necesita músculos que trabajen elásticamente, no en contracción. Por lo tanto requiere de músculos largos, flexibles, ligeros y rápidos. Definitivamente no necesita músculos cortos y voluminosos.

Las actividades complementarias más importantes marcadas en el programa de un boxeador, están las siguientes:

  • Cuerda. Excelente ejercicio respiratorio, ya que proporciona velocidad, ligereza en los desplazamientos y capacidad pulmonar.
  • Carrera. Es una de las prácticas o ejercicios físicos más indispensables para la puesta a punto de un boxeador. Se debe intercalar la carrera continua con sprints 40 a 60 metros. En el footing no hay que buscar el tiempo invertido en recorrer una distancia determinada. El objetivo es adquirir, mejorar o aumentar la resistencia al cansancio, la velocidad de movimientos y el empuje o rapidez fulgurante de los golpes. Debe realizarse entre una distancia de 5 y 7 km, inicialmente.
  • Shadow-boxing. Boxeo contra la sombra, o un boxeador imaginario. Puede efectuarse contra la propia sombra, proyectada en la pared, contra la propia imagen reflejada en un espejo, o contra un adversario imaginario. Como es lógico, consiste en boxear contra el vacío. El ejercicio de sombra, debe ser practicado de una manera rápida y sin lanzar golpes completamente a fondo, y por dicha razón no es conveniente de pasar de dos asaltos de dos minutos cada uno.
  • El saco. Se trata del clásico saco de arena cuya utilidad es la de endurecer las manos, entrenarse a pegar fuerte y a encajar. Se golpea con ambas manos vendadas y enguatadas con guantillas. Realizan asaltos de tres minutos.
  • La pera. Facilita la velocidad en los golpes, la precisión al golpear y la decisión de hacerlo con rapidez. Este ejercicio ayuda a que el boxeador se acostumbre a tener la guardia alta y a lograr resistencia específica y necesaria para que en el transcurso del combate, los brazos estén el mayor tiempo posible en una posición de guardia correcta.
  • El sparring. Es para el boxeador, la verdadera escuela de combate sobre el ring. Es en los rounds frente al sparring, donde se aprende a apreciar cualidades y defectos del adversario para guardarse de las primeras y aprovecharse de los segundos con una rápida decisión. La gran eficacia del entrenamiento con sparring, es que se eligen los que se adaptan a las características de la manera de boxear del futuro contrincante.

Tal vez también te interese:

¿Cuándo renovar los tenis?

Beneficios de la natación

Yahoo! Ponte en Forma - Él