De caminar hasta correr un maratón

Por José Manuel Nava

En muchas ocasiones cuando la gente me ve trabajando, ya sea en la pista, la sala de cardio del gym, o en el bosque con mi equipo de corredores a quienes entreno para diferentes pruebas (5 ó 10 kilómetros, ½ maratón y maratón completo), se acercan y me preguntan ¿que se necesita para poder correr un maratón? Y cuando escuchan mi respuesta… ¡necesitas decisión! Se me quedan viendo a los ojos desconcertados, esperando que les agregue toda una cátedra de entrenamiento maratoniano, y se sorprenden aún más, cuando les reitero… ¡de verdad, solo necesitas decisión!

Y a ti, que ganas no te faltan, pero tampoco tienes idea de cómo lograr este reto que se escucha y parece muy lejano, te digo lo mismo, necesitas ¡decisión! (y un plan de entrenamiento), pues aunque casi toda la gente podría correr un maratón, es importante que también consideres todo lo que implica un entrenamiento de carrera, antes, durante y después, porque aunque no lo creas, ¡lo difícil no es cruzar la linea de meta, lo más difícil es llegar a la linea de salida!

Lo anterior me inquieta como entrenador, y me empuja a proponerte en esta sección, un articulo completo (abarcando varios blogs), que funcione como una especie de guía para caminadores y corredores novatos, donde tengas seguimiento de tu propio programa de entrenamiento, con la idea de proporcionarte la información necesaria para que puedas iniciarte, sumarte y mantenerte en el fascinante mundo de los corredores.

¿Por donde empezar?

Aunque tu objetivo principal sea un maratón, no solo pienses, en correr, correr y correr, recuerda que antes, debes pasar por un proceso integral, donde los retos van a ir de menos a más, y por lo pronto necesitas reunir ciertos requisitos que ya mencione en uno de los blogs anteriores (el decálogo de cómo iniciar un programa de entrenamiento). Esos diez puntos son tu primer tarea, familiarízate con ellos, no tienen ninguna complicación, hablan básicamente de tu seguridad.

Lo siguiente en esta primera etapa será estructurar de manera práctica tu plan de entrenamiento, para ello debes contemplar 3 periodos:

a. Periodo preparatorio: Durante este periodo buscaremos las diferentes fases de tu forma deportiva (6 meses promedio).

b. Periodo competitivo: Aquí es donde desarrollarás una predisposición optima para el maratón que elijas, perfeccionando y conservando tu forma deportiva (2 meses promedio).

c. Periodo transitorio: En este periodo buscaremos procesos de recuperación y reestructuración de tu organismo después de tu maratón (1 mes aproximadamente).

En el siguiente blog, desarrollaremos básicamente el periodo preparatorio y sus 2 etapas, los objetivos que tendrás durante cada una de estas, y la forma en que iniciarás tus primeros pasos, así como las recomendaciones en cuanto a calzado, vestimenta e hidratación.

Una vez que tomaste la "decisión" solo es cuestión de hacerlo.

Recuerda, es mejor vivir  más compacto, más ligero y más saludable.