Valdeolmillos: "Ya estoy cansado de escuchar estupideces y tonterías"

En el Nombre de la Duela
Mexico's coach Sergio Valdeomillos (R) is ejected by the referee during their FIBA Americas Championship final basketball game against Puerto Rico in Caracas September 11, 2013. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins (VENEZUELA - Tags: SPORT BASKETBALL)

 

Tedio, hartazgo y un inevitable dejo de desilusión, todos ellos, son sentimientos que invaden la mente y la cotidianeidad de Sergio Valdeolmillos, entrenador de la Selección Mexicana de Baloncesto que le dio a la quinteta mexicana tres medallas (dos de oro y una de plata) que en un largo tiempo no se conquistaban sobre la duela para la causa nacional.

Las etiquetas de injusticia, ingratitud y vulgaridad, son las que pueden usarse para tocar el tema de su destitución aún cuando el coach granadino tenía un contrato vigente hasta 2015, año de dos importantes compromisos como los Juegos Panamericanos de Toronto y el Preolímpico, del que será sede México.

Pero lo logros de Valdeolmillos no se centran únicamente en tres medallas, que si bien, no son poca cosa, logró algo inédito: unidad e ilusión.

¿Quién se hubiera imaginado que, inmerso en la calamidad que se hallaba el baloncesto nacional, la Selección de México hubiera logrado cuanto logró desde 2011 a la fecha? Sinceramente muy pocos, pues entre apatía y desdén de jugadores como Eduardo Nájera, hasta turbulencias directivas agudas, y la pasividad e ineficacia de dirigentes como Nelson Vargas o Bernardo de la Garza, así vivía nuestro baloncesto.

Cuando se pensaba que con la plata de Guadalajara 2011 en los Panamericanos venía un resurgimiento del básquet nacional, el oro en Caracas 2013 y la clasificación al Mundial de España 2014, no sin dejar de lado el oro en el Centrobasket 2014, que dieron pasajes a Preolímpico y Panamericanos de 2015, hacían pensar que así era, hasta que después de la Copa del Mundo en tierras hispanas, tuvo un abrupto final y esa ilusión se vuelve a sesgar con el controversial despido de Sergio Valdeolmillos, uno de los grandes artífices de este renacimiento.

El entrenador nacido en Granada, España, accedió a conversar con este servidor, gesto que agradezco y que viene del refuerzo de una relación profesional que se fue solidificando con el trato y con el paso del tiempo.

 

 

SUS PALABRAS

 

“Te soy sincero, ya estoy cansado de escuchar estupideces y tonterías. Mi abogado me ha dicho ‘ya déjalo, quítate de en medio, que nosotros lo vamos a tratar de resolver’. ¿Quieres que cada vez que digan algo yo salga a decir otra cosa, la verdad es que eso no tiene mucho sentido”, comentó Sergio vía telefónica desde España.

Al parecer hay muchas cosas que son confusas y que todavía están por esclarecerse, pero ineludible que habrá un tema judicial de por medio.

“No hemos contado ni el cinco por ciento de todo lo que ha pasado, te lo digo de verdad. Y lo que estamos diciendo es verdad. Si Gustavo hace un informe, yo lo firmo igualmente y lo apoyo. Hay cosas que son escandalosas, es justo que algún medio de comunicación empiece a investigar. Esto ha sido la vergüenza de México a nivel internacional. ¿Habéis leído los medios de comunicación de España, Puerto Rico, Venezuela? Yo sí lo he leído”.

 

Mentiras y más mentiras

 

“Ahora han empezado con que no me deben nada, empezaron que con un reporte técnico, es que no dicen la verdad. Te lo digo sinceramente, ellos mienten, y a mí lo que me causa tristeza de todo esto es que después de todo, ya no hablo de mí, en el mundo del baloncesto, por ahí ha pasado un montón de gente que resulta que haciéndolo bien ellos se van y los directivos son los que se quedan y los políticos no dicen nada, bueno, yo no entiendo nada.

“Se han dicho muchas mentiras, como que mi contrato con la Selección estaba condicionado a Xalapa (Halcones) y que yo me quedé España por un tema familiar. Por eso te digo que ya he repetido muchas veces todo esto que he dicho y ahora todo está en manos de los abogados y hay un contrato con la Selección y otro con Xalapa que no tienen nada qué ver uno con el otro y sinceramente es que las declaraciones que les he escuchado parecen de niños pequeños.

“Yo sí que he hablado con los jugadores, realmente porque se puede hacer algo. Ahora mismo en ningún país del mundo se puede amenazar a los jugadores que están en la LNBP, por favor, ¿en qué tiempos estamos?”.

 

Logros socavados

 

“Creo que hemos elevado la imagen del país, porque al final creo que esto es como Rafa Nadal, un buen tenista pero eleva la imagen de tu país. Aquí, al final, después de todo lo que estamos haciendo, este tipo tira por tierra todo lo que hicimos y no pasa nada. Eso es inexplicable. Mira, yo ya no voy a volver a México, pero por lo menos que alguien por encima del país pusiera a Juan Manuel González en la calle o tomar medidas de las barbaridades que nos han hecho”.

 

CUANDO TODO PARECÍA IR BIEN

Les compartimos una entrevista de hace apenas unas cuantas semanas, cuando todo parecía ir viento en popa y el coach Valdeolmillos fue artífice de un logro que quedará ahí en la historia del baloncesto mexicano: clasificar a la segunda ronda de un Mundial FIBA.