Los jóvenes Tigres maravillan, ganan y le regalan el pase a River Plate



Dicen que hay pocas cosas que duelan más en la vida que el ser menospreciado y Tigres lo corroboró. Antes de la última jornada del Grupo 6 en la Copa Libertadores, absolutamente toda la afición de River Plate despotricaba en contra de Tigres y el ‘Tuca’ Ferretti, la razón era simple: los culpaban por llevar un plantel plagados de suplentes para encarar el duelo en Chiclayo ante el Juan Aurich.

 
River requería que el club mexicano venciera a los peruanos o que por lo menos no perdieran, pero no confiaban en la plantilla plagada de jóvenes, en teoría sin mucho nombre y que lucían como la víctima perfecta y en el pretexto ideal para disfrazar una mala copa de los Millonarios, que llegaron al último encuentro contra el San José haciendo cuentas y esperando el milagro mexicano.

 Lo que no tenían en cuenta es que Tigres presentó en la delantera a un delantero Campeón del Mundo Infantil en Perú 2005 llamado Enrique Esqueda, que en la banca guardaban como arma secreta a Jonathan Espericueta, también Campeón del Mundo pero en México 2011 y con un breve paso por España con el Villarreal B. Además de un talentoso Dieter Villalpando una de las últimas joyas aztecas de la cantera del Pachuca.

Sin embargo, River tenía que hacer lo suyo y derrotar al San José, por ello se apoyaron en los botines de Rodrigo Mora, que de nueva cuenta respondió y marcó al 43’ y 53’, dejando que su figura Teófilo Gutiérrez, con pasado en el futbol mexicano, cerrara la cuenta al minuto 55 para un 3-0 de trámite.



Era tan tranquilo ese encuentro, que los aficionados en el Monumental estaban más pendientes del duelo del morbo, donde los mexicanos y peruanos se enfrascaron en un duelo abierto que parecía presagiar un negro destino para los regiomontanos y aún más oscuro para el propio cuadro argentino.

Las emociones nunca pararon en el Elías Aguirre de Chiclayo, Esqueda mandó al frente a Tigres al 11’, GermánEzequiel Pacheco de tiro libre igualó los cartones al 14’, pero tres minutos después de nueva cuenta el llamado ‘Paleta’ anotó, dejando todo para que el panameño Luis Tejada empatara los cartones 2-2 a dos minutos del final del primer tiempo.



Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Y si el primer tiempo fue emocionante, el segundo se volvió de locos, Juan Aurich tomó la delantera por primera vez gracias a un penal regalado, hasta ahí parecía que las ilusiones de River se esfumaban y que tenían razón, los jóvenes mexicanos no aguantarían el ritmo de los titulares peruanos.

Pero al 67’ un auténtico golazo de Dieter Villalpando, mostró que estos jóvenes no eran víctimas, al contrario se convirtieron en salvadores del soberbio equipo argentino. Hasta aquí el empate le daba el pase a River, por más goles marcados en la ronda de grupo.

 



De cualquier manera y para no dejar duda, Enrique Esqueda firmó su Hat Trick al 74´ y al 82’ Jonathan Espericueta marcó el definitivo y aunque Germán Pacheco volvió a acortar al 83’ el destino ya estaba escrito y Tigres ganó 4-5, regalándole el pase a River Plate, ese que los ninguneó y que ahora le deben la vida.

TODOS LOS GOLES


ASÍ FUE EL RIVER 3-0 SAN JOSÉ