Lorenzo Schoonbaert, el belga que aplazó la eutanasia para ver por última vez al Brujas

Desde la redacción. Columnistas, opinión y crítica

Y las 20.00 personas que abarrotaban el estadio del Brujas en el útimo partido contra el Mouscron aplaudieron a rabiar. No jaleaban un gol bonito, tampoco el último regate de la estrella del equipo. Los aplausos fueron para uno de los suyos. Para uno que disputaba su último partido esa día. Eran para Lorenzo Schoonbaert, el hincha aquejado de cáncer que decidió posponer su visita a una clínica de eutanasia (en Bélgica está permitida desde 2002)  para rendir visita por última vez a su equipo del alma.  

"Mi mayor deseo antes de morir es ver a mi equipo ganar una vez más" Lorenzo había explicado su último deseo a sus familiares y estos le hicieron llegar la petición al club belga, que la hizo posible. Tras 37 operaciones en los últimos 20 años y antes de  morir, Schoonbaert puedo pisar el césped de la que también era su casa y disfrutar de la última victoria en el estadio Jan Breydel. 

Tras recibir el reconocimiento de los aficionados, un emocionante 'You'll never walk alone' coreado desde las cuatro esquinas del campo (al que acudió con su esposa y su hija de siete años) y del club  no pudo contener la emoción tras el pitido final. "Mi último sueño se ha hecho realidad. Puedo morir en paz y lo celebraré desde el cielo" Al día siguiente, Lorenzo descansaba en paz.

También te puede interesar:

Konoplyanka, el ucraniano al que todos siguen, por golazos como este

Intenta anotar como Maradona con la 'mano de Dios' y acaba expulsado

Philippe Coutinho lidera nuestro once ideal de los latinoamericanos en Europa

Qué leer a continuación