Desde la redacción. Columnistas, opinión y crítica

Lo besaron y se volvió loco

 El jugador de balonmano Ivan Stuffer se volvió loco cuando un rival lo besó en la mejilla en pleno  juego y mientras lo marcaba. Stuffer empujó a quien le metió semejante ósculo y lo tumbó al piso. Luego, se bajó los pantalones y se agarró los genitales en una extraña señal de hombría hacia el público que lo abucheó por su comportamiento. Mira la reacción de Stuffer y opina. ¡Se volvió loco!


Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK