Desde la redacción. Columnistas, opinión y crítica

Keselowski conquista el título de Nascar

Brad Keselowski llegó al Sur de la Florida con un solo objetivo y cumplió a cabalidad.

Keselowski escribió su nombre entre la elite de la serie Nascar al conquistar el domingo su primer campeonato del circuito.

El joven piloto entró a la prueba final en el Homestead-Miami Speedway con una ventaja de 20 puntos sobre Jimmie Johnson y sólo le bastaba terminar entre los primeros 15 puestos para conseguir el título de la Copa Sprint.

El escenario lucía bastante bien para el piloto de 28 años y su equipo de Penske aunque la realidad es que cualquier percance o mal cálculo podía ser costoso. Para añadirle un poco de drama al asunto, el sueño de Keselowski estuvo en peligro en un momento dado ya que llegó a estar en desventaja de una vuelta mientras Johnson ocupaba el liderato.

Pero como si los dioses del automovilismo estuvieran de su lado, en cuestión de minutos, los momentos de angustia se transformaron en esperanza cuando Johnson, después de haber realizado una parada, salió de los pits faltándolo una tuerca en una rueda y se vio obligado a hacer otra parada.

Luego, las aspiraciones de Johnson de conseguir un sexto campeonato quedaron sepultadas cuando restando 40 vueltas, desperfectos mecánicos lo obligaron a abandonar la prueba despejando así el camino para Keselowski.

Con el título asegurado el nativo de Detroit no tuvo que arriesgarse, y al final terminó en el 15to. puesto en la carrera que fue ganada por Jeff Gordon.

"Es grandioso conquistar la copa. Significa el mundo mí", dijo Keselowski luego de recibir el trofeo de campeón. "Tengo el mejor equipo y estoy bien orgulloso de formar parte del mismo... desde arriba hasta abajo, Roger Penske, Paul Wolfe [jefe de equipo], todo el mundo, los muchachos del equipo y mi familia. Esto significa mucho".

El triunfo de Keselowski en su Dodge azul número 2 le brindó al propietario Roger Penske su primer campeonato enla serie de Nascar y un premio de poco más de $5.6 millones.

Para Gordon, quien a duras penas evitó una suspensión luego de chocar intencionalmente el auto de Clint Bowyer la semana pasada en Phoenix, fue un gran triunfo luego de toda la controversia que sus acciones generaron entre sus compañeros pilotos y directivos. Fue su segundo triunfo de la temporada y el número 87 en su carrera en pruebas de la Copa.

Sin embargo, el día le perteneció a Keselowski que por el resto de su carrera estará acompañado por la palabra "campeón".

El dueño Roger Penske y el piloto Brad Keselowski celebran el gran triunfo. (AP Photo/Alan Diaz)

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK