Buzkashi, el deporte nacional de Afganistán

Desde la redacción. Columnistas, opinión y crítica

Afganistán es la casa de uno de los juegos más extraños y violentos del mundo: el Buzkashi.

Esta disciplina ecuestre es considerada como su deporte nacional y fue recientemente reincorporada a la práctica, tras la caída del régimen Talibán.

PARA VER LAS FOTOS DE LOS AFGANOS JUGANDO BUZKASHI HAZ CLICK EN LA FOTO


El juego consiste en dos equipos de chapandoz o jinetes, en un terreno de dos kilómetros de longitud. Curiosamente, los equipos no tienen una vestimenta diferenciada, aparentemente son formados por conocidos.

El "trofeo" por el cual luchan es el "boz", una cabra decapitada y sin extremidades que ubican a cierta distancia de los jinetes y éstos deben salir desde el mismo lugar para tomarla, sin bajarse del caballo, llevarla hasta una banderilla ubicada en el fondo del campo y regresar con la cabra en la mano para depositarla de nuevo en el punto inicial. En el proceso todo está permitido, no hay reglas, los chapandoz hacen todo lo que está a su alcance para arrebatarle la cabra muerta al jinete que la tenga en su poder.  

Es habitual ver llegar a los participantes acompañados de guardaespaldas armados con fusiles AK-47. A pesar de ello, existe el espíritu deportivo, se dan la mano antes de iniciar las acciones.

Al carecer de árbitro, los partidos son extremadamente violentos y sanguinarios, el público más que festejar las anotaciones vitorea cada choque descontrolado y cada vez que los chapandoz caen al piso. El triunfador se gana el respeto de sus pares, además de premios en efectivo.

El Buzkashi, un deporte brutal que reune a multitudes de hombres (las mujeres tienen prohibido asistir) todos los viernes en la capital afgana Kabul.









Qué leer a continuación