Bola Ensalivada

En esta esquina Alonso Pérez, en la otra Williamsport

Aunque voces desgarradas denuncian a los cuatro vientos un autoritarismo puro de Alonso Pérez, titular de la Federación Mexicana de Beisbol, por anunciar desafiliaciones a las ligas y jugadores que participen en el programa Williamsport, siento estar ahora en desacuerdo con ellos.

Alonso Pérez, el eterno y siempre criticado –también por mí- presidente de la Femebe, creo que en esta ocasión, tal vez de las pocas en las que he coincidido con su actuar, tiene toda la razón al tomar tal decisión.

Y es que desde que la Femebe los apoyó para que crecieran y pasarán de tener 20 ligas a más de 200, el programa Williamsport en México se está volviendo en un coto de poder que todos quieren. Reciben apoyos de gobiernos, cobran cuotas de afiliación y credencialización y a nadie le rinden cuentas, pero por encima de eso contravienen con los estatutos de la Federación.

Mexicali, Mexico, pitcher Carlos Arellano (13) delivers in the first inning of a baseball game against Maracay, …Y muchos se preguntarán cómo se originó el problema que tiene en vilo el programa Williamsport en México, y la respuesta es que Sergio Guzmán y Guillermo Alvarado, delegados del DF y Sureste respectivamente, fueron considerados ‘non gratos’ por Alonso Pérez luego de que pasaron por encima del veto que tenían las ligas Zumpango y Petrolera por malos manejos.

En una carta dirigida a José Maiz, presidente de Williamsport en México, Alonso Pérez le pidió desafiliar a Guzmán y Alvarado, algo que sucedió pero la decisión después fue revocada por Carlos Pagán, director de América Latina de Williamsport, quien argumentó que el programa era autónomo a la Femebe y por lo tanto no obedecía en nada a Alonso Pérez.

Producto de los hechos, Alonso Pérez decidió anunciar la desafiliación de Williamsport del deporte federado y con ello llegaría el veto para cualquier liga que participe en el programa.

Pepe Maiz, más metido a su campaña política en Monterrey que a manejar los hilos de sus Sultanes y Williamsport, sólo se dio tiempo para pedirle a Alonso Pérez que reconsiderara su decisión, y recibió un rotundo NO.

Muchos estarán de acuerdo conmigo, las Asociaciones estatales son cotos de poder que además generan dinero, y por otro lado el programa Williamsport no canta mal las rancheras: cobran cuotas, afiliaciones y reciben donaciones, además los papás de los niños pagan todo y pese a ello piden apoyo gubernamental que NADIE les audita.

¿Entonces porqué no al menos acatar los estatutos federados que les llegan inherentes tras pedir ayuda a la la Femebe para crecer de unos años a la fecha de 25 ligas afiliadas a más de 200? Pues porque ahora que son ‘grandes’ también se sienten autónomos, pero esa autonomía tiene sus asegunes pues siguen pidiendo apoyo de la federación (entiéndase gobierno) para operar.

En fin, es una pelea que está más que cantada y que tendrá su último round el 14 de julio cuando Alonso Pérez asista a la Reunión del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Beisol en Taiwán y ahí le proponga al presidente de Williamsport acatar los estatutos de la Federación Mexicana de Beisbol o de plano seguir desafiliados.

Como podemos ver es otra lucha más en la que los únicos perjudicados son los niños que practican beisbol en México, justo en un momento en donde la producción de talento de exportación está totalmente a la baja en nuestro país.

Comentarios: beisbolpuro@hotmail.com
En Twitter: @Beisbolpuro

Autores/Perfiles del blog

Cargando...