El sabotaje de Peña Nieto a México en los Juegos Olímpicos de Río 2016

Por Miguel Ángel Castillo

El presidente de México, Enrique Peña Nieto
El presidente de México, Enrique Peña Nieto

Vamos a ver. Como no tenemos suficientes problemas en el país hay que ver dónde los provocamos. Algo fácil. Algo seguro. Algo que nos garantice que no solo México sino el mundo entero voltee a vernos como los expertos en no solo descomponer cosas, sino transformarlas en algo peor. Llama a Alfredo Castillo y dile que dirigirá la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte. Eso que llaman la Conade.

Para como sucedieron las cosas, hasta parece que fue a propósito. De otra forma no se puede explicar por qué un año antes de la celebración de los Juegos Olímpicos el presidente de México, Enrique Peña Nieto, designara a Alfredo Castillo al frente del organismo que sería responsable de lo bueno o malo que sucediera en Río de Janeiro. Y por supuesto que sería esto último.

Nada bueno podía pasar si el mandamás de la política deportiva encauzada desde el gobierno federal es el mismo que con sus manitas de estómago le dio al traste a cada uno de los encargos que le han sido asignados en los últimos 6 años, convirtiéndose en uno de esos personajes que entre peor hace las cosas, más lo premian. Es de los que se caen para arriba, dirán algunos.

Ponerlo en una posición de relevancia (qué puesto podría ser de mayor trascendencia teniendo los Juegos Olímpicos encima) tomando en cuenta sus resultados que van del surrealismo al escándalo denota o una ignorancia supina desde la silla presidencial o bien una relación de favoritismo infinito hacia un político que por su comportamiento se siente protegido desde la más alta posición de la administración federal mexicana.

 

Para cualquiera que no esté familiarizado con México. los recientes acontecimientos en Río podrían verse desde una versión de que al deporte nacional no le fue tan bien como se hubiera deseado porque al mando de todo estuvo una persona que aparte de mostrar incapacidad sobrepasó los límites del cinismo. Pero no es así, por lo menos no del todo.

Alfredo Castillo, el titular de la Conade, tiene un historial (nada encomiable) ligado directamente al presidente de México desde que éste era gobernador del Estado de México, la entidad más poblada del país, con un creciente número de feminicidios y violencia en general. Fue justamente en una investigación judicial donde Castillo dio muestras de sus dotes de prestidigitador amateur, cuando una menor desapareció de su casa y permaneció desaparecida por bastantes días luego de ser buscada por peritos forenses, perros rastreadores y lo que se suponía un equipo profesional de policías. Entonces llegó Alfredo Castillo y la encontró muerta en donde todos ya habían buscado: envuelta entre las cobijas de la cama en la misma habitación donde hasta entrevistas se habían hecho con la madre. Todos fueron ciegos (y tontos), menos él. Y así quedó la versión oficial, una niña muerta de forma accidental al asfixiarse con las sábanas.

 

Tan sorprendido debe haber quedado Peña Nieto que ya como presidente lo nombró comisionado especial de seguridad para pacificar una de las zonas más atacadas por el narco: Michoacán, también conocida como Narcoland, un territorio donde los ciudadanos habían tomado las armas para defenderse de los cárteles y que al llegar Alfredo Castillo se convirtieron en criminales desde el punto de vista de la ley, de su ley, si no se sometían a sus designios que consistieron en ‘institucionalizar’ a gente armada, aún cuando muchos dijeron que varios de ellos provenían directamente del narco. Lo que siguió por supuesto fueron enfrentamientos entre esos mismos grupos de autodefensas, grupos del narco intactos y una violencia que sigue vigente. Y de ahí pasó al sabotaje del deporte y la participación de los atletas mexicanos en Brasil.

 

<span style=font-size: 12.0pt; font-family: Cambria; mso-ascii-theme-font: minor-latin; mso-fareast-font-family: 'MS 明朝'; mso-fareast-theme-font: minor-fareast; mso-hansi-theme-font: minor-latin; mso-bidi-font-family: 'Times New Roman'; mso-bidi-theme-font: minor-bidi; mso-ansi-language: ES-TRAD; mso-fareast-language: EN-US; mso-bidi-language: AR-SA; lang=ES-TRAD>Alfredo Castillo con Autodefensas de Michoac&amp;aacute;n </span>
Alfredo Castillo con Autodefensas de Michoacán

¿Por qué decimos que Peña Nieto saboteó a México en la pasada justa olímpica? No fue solo por colocar en la Conade a alguien con nula experiencia deportiva, sino porque tan escandalosa fue su presencia allá, que le robó los reflectores a todos los atletas mexicanos, aun cuando con su participación consiguieron un total de cinco medallas (tres de plata y dos de bronce) y alrededor de 21 de ellos se posicionaron entre los 8 mejores del mundo en sus respectivas disciplinas, algunos rayando el podio como el caso de Diego del Real en lanzamiento de martillo.

Diego del Real
Diego del Real

Muchos hablarán de estancamiento o incluso un fracaso, sobre todo si la comparación se hace con los Juegos previos de Londres 2012, donde sí hubo preseas de oro. Pero en definitiva no puede haber un fracaso en algo que ya lo era. Sería un fracaso si México contara con una política deportiva estructurada para detectar, mantener e impulsar deportistas para convertirlos en atletas de alto rendimiento. Sin embargo, al igual que el actual modelo educativo no busca aumentar las capacidades intelectuales de su sociedad, en el deporte no existe una estructura donde desde temprana edad el Estado localice talentos. En México uno hace deporte por placer, por iniciativa de los padres, y si la casualidad y la tenacidad individual son muchas, entonces de vez en cuando vemos brillar a alguien en disciplinas que incluso pueden ser desconocidas para la gran mayoría, como el tiro con arco o el pentatlón moderno.

Luego entonces, en lugar de reconocer el esfuerzo de esos atletas que llegaron a los Juegos tras ganarse el derecho de estar ahí (porque se necesita una marca mínima que deben cumplir) a pesar de penurias y sumas limitaciones, se les cuestiona por no llegar a las medallas, y ya en el colmo, hasta por su aspecto físico, sin tomar en cuenta que para la nula estrategia deportiva a largo plazo de México, cada uno de ellos son garbanzos de a libra.

Alexa Moreno
Alexa Moreno

Peor aún, cada uno de esos logros, a veces rompiendo marcas nacionales, fueron totalmente opacados por el comportamiento de virrey de Alfredo Castillo desde el primer día de los Juegos. ¿O usted se enteró de que Ricardo Vargas, un estudiante de bachillerato del Tec de Monterrey rompió la marca nacional de 1,500 metros libres en natación? Es más, ¿usted estaba siguiendo la participación de Ismael Hernández que terminó colgándose la medalla de bronce en el pentatlón moderno? ¿Sabe usted siquiera cuáles son las 5 disciplinas que lo conforman?

 

Ismael Hern&amp;aacute;ndez
Ismael Hernández

Pero qué tal si le pregunto si se enteró usted que la Conade terminó pagando más de 4 millones de pesos a la firma Hugo Boss por los uniformes de la delegación mexicana al mismo tiempo que le argumentaba falta de presupuesto a la diseñadora mexicana María Luisa Chávez que ya había vestido a los atletas en anteriores competencias y que cobraba por este trabajo la décima parte de lo que se terminó pagando.

Por supuesto, usted debe conocer que el señor Castillo no sólo llevó a su novia para comérsela a besos, sino que la vistió con los uniformes de Hugo Boss, justificando su presencia de la manera más insólita: había pasado tanto tiempo solito aumentando el desastre en Michoacán que ya merecía que alguien lo acompañara.

 

Para colmo (y fortuna del país) el titular de Conade se fue de Brasil el viernes, justo antes del sábado de gloria que en menos de dos horas trajo consigo tres medallas para México. Casualidad o no, parecía que Alfredo Castillo andaba salando a todos por allá, porque apenas puso un pie fuera de Brasil y miren lo que sucedió.

Ñáñaras debieron darle al director de la mayor agencia de viajes de México (así calificó el mismo Castillo a la Conade) cuando vio que Lupita González se quedaba con la plata en la prueba de 20 kilómetros de caminata luego de que la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo no recibiera un solo peso desde su llegada al trono. Algo similar pasó con la de Natación, a la que le redujo el presupuesto de 43 millones de pesos en 2015 a 4 millones en 2016 (y ¡tómala! Germán Sánchez ganó la plata también).

 

<span style=font-size: 12.0pt; font-family: Cambria; mso-ascii-theme-font: minor-latin; mso-fareast-font-family: 'MS 明朝'; mso-fareast-theme-font: minor-fareast; mso-hansi-theme-font: minor-latin; mso-bidi-font-family: 'Times New Roman'; mso-bidi-theme-font: minor-bidi; mso-ansi-language: ES-TRAD; mso-fareast-language: EN-US; mso-bidi-language: AR-SA; lang=ES-TRAD>Misael Rodr&amp;iacute;guez, Guadalupe Gonz&amp;aacute;lez, Mar&amp;iacute;a del Rosario Espinoza </span>
Misael Rodríguez, Guadalupe González, María del Rosario Espinoza

En Boxeo la historia del ‘boteo’ del ganador de la presea de bronce, Misael Rodríguez, ya es mundialmente conocida, porque Don Castillo les cerró la llave de los recursos, al igual que a Tiro con Arco (donde se obtuvo un cuarto lugar por parte de Alejandra Valencia), y así con varias hasta sumar una reducción de 70% en los recursos asignados a Federaciones en este reinado, con la justificación de falta de transparencia, lo cual es cierto, pero no tomó en cuenta que a quien se llevó entre las patas no fue solo a los perpetuos directivos que actúan como líderes sindicales, sino a todos los atletas.

Todo lo anterior fue lo que se llevó el protagonismo para México en Río 2016, incluso más que la hazaña de María del Rosario Espinoza en Taekwondo y sus tres medallas en tres Juegos Olímpicos, causando así un sabotaje al esfuerzo de más de 100 atletas que fueron objeto de la frustración y enojo de un país, mismos que se intensificaron por las ‘proezas’ del titular de la Conade, que llegó ahí no por sus capacidades para componer, sino porque, según vemos la historia, para destrozar todo lo que toca. Y esa decisión, la tomó el presidente de México, nadie más.

Sigue más en: @geniomutante

También te puede interesar:

 

 

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.