Bernardo Grobocopatel: el poco ortodoxo presidente de Agropecuario opinó sin filtro y tuvo que pedir disculpas a sus futbolistas

·4  min de lectura
Bernardo Grobocopatel, el DT de Agropecuario, que se molestó con el equipo tras la derrota del domingo pasado ante Gimnasia de Mendoza
Bernardo Grobocopatel, el DT de Agropecuario, que se molestó con el equipo tras la derrota del domingo pasado ante Gimnasia de Mendoza

“La próxima, antes de escribir algo después de un partido, me ato las manos”, dijo Bernardo Grobocopatel, presidente de Agropecuario, el club de fútbol de Carlos Casares que juega en la B Nacional, viene de eliminar a Racing en la Copa Argentina y jugará ante Boca por los octavos de final. Esta vez, la reacción fue por una derrota, tras arrepentirse de las duras críticas que lanzó contra el plantel.

Luego de la caída del equipo como local ante Gimnasia y Esgrima, de Mendoza, el domingo pasado por 1-0, el dirigente utilizó su cuenta de Facebook para descargarse en caliente. “Mientras se retiraban los jugadores de Gimnasia todos unidos y con gran humildad me hizo recordar nuestros grandes momentos, donde se veía lo mismo”, se lamentó aquella tarde.

Y siguió, implacable: “Lamentablemente, hoy se ve todo lo contrario, no se juega a nada, no pateamos una vez al arco, no dimos dos pases seguidos y salvo alguna honrosa excepción tampoco corremos ni metemos y podría seguir si desarrollo otros temas. La realidad es que hubo un solo equipo en la cancha y fue Gimnasia”.

El mensaje de Bernardo Grobocopatel, presidente de Agropecuario, luego de la derrota de su equipo ante Gimnasia de Mendoza
El mensaje de Bernardo Grobocopatel, presidente de Agropecuario, luego de la derrota de su equipo ante Gimnasia de Mendoza

Con esa referencia, Grobocopatel fue más allá: “Si seguimos jugando, corriendo y con esta actitud, ojalá nos salvemos del descenso, que, como yo empecé de 0, con otro grupo llegaremos al sueño”. Y cerró: “La realidad es una... Lo duro es aceptarla”. Ahora, arrepentido, en una radio le bajó el precio a sus propias palabras.

Emanuel Dening, uno de los futbolistas, había señalado que “los dichos del presidente cayeron mal en todo el grupo, pero nos va a dar más fuerzas para afrontar lo que viene”. El clima ya no era bueno. Y Grobocopatel, ante los hechos y efectos, se disculpó, evitó prolongar el fastidio.

Y se permitió alguna broma (“Mi mujer es la vicepresidente, pero creo que decido yo”), además de enfocarse en el duelo con los xeneizes del miércoles próximo. “Mi sueño era jugar con Racing. Ganarle era la frutilla del postre... imagínate con Boca. El que no es de Boca, quiere que gane Agro ese día”, manifestó.

Un homenaje... raro

Está claro que Grobocopatel no es un presidente ortodoxo. Este empresario y hombre del campo creó el club Agropecuario, en la localidad bonaerense de Carlos Casares, empujado por su pasión por el fútbol. Fanático de Racing -de hecho trascendió que jugaría en las próximas elecciones de la Academia-, cuando supo que el sorteo de la Copa Argentina había puesto al equipo de sus amores en el camino de Agropecuario, tuvo una peculiar serie de reacciones. Primero, sus declaraciones, que no fueron muy bien tomadas por los futbolistas del club que fundó: Va a ser la primera vez en la cual no me amargue del todo si pierde Racing. Si tengo que elegir, voy a preferir que gane Agropecuario porque lo fundé y para mí es todo, pero es muy difícil que vaya como hincha. No puedo definirme así porque hace 49 años que sufro y gozo con Racing, jugar este partido ya es un sueño, no puedo pedir más”, dijo, y fue más allá: “Voy a estar en medio de la cancha mirando cantar a La Guardia Imperial y seguramente voy a tararear cada una de las canciones sin que me vean mis jugadores.

La camiseta especial que Bernardo Grobocopatel mandó a confeccionar para el partido Agropecuario-Racing, por la Copa Argentina
La camiseta especial que Bernardo Grobocopatel mandó a confeccionar para el partido Agropecuario-Racing, por la Copa Argentina

Pero los sentimientos encontrados del presidente no se quedaron en las declaraciones y mandó a confeccionar una camiseta especial para el encuentro -que, también confesó, hubiera querido disputarlo en el Cilindro y no en campo neutral, como manda la Copa Argentina-. La casaca tenía una leyenda que hizo mucho ruido en el plantel de Agropecuario: “Gracias papá por hacerme hincha de Racing”.

Ni hablar cuando terminó el partido, en el que los de Carlos Casares dieron el batacazo y eliminaron a la Academia al vencerlo por 2 a 1. Los festejos de los jugadores de Agropecuario en el vestuario incluyeron a un Grobocopatel que en las imágenes lucía incómodo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.