Benedetto, la revancha en medio de la sequía

·2  min de lectura

Darío Benedetto se perfila para ser uno de los titulares de Boca en el Superclásico del domingo contra River en La Bombonera. Será una oportunidad de tomarse revancha para el Pipa, uno de los sobrevivientes de la final de la Copa Libertadores 2018.

Será el séptimo partido de Benedetto contra River con la camiseta de Boca. En los seis encuentros anteriores, el atacante cosechó tres derrotas, dos victorias y un empate, anotó un par de goles y nunca pudo ganar en condición de local.

Sus tantos llegaron justamente en la final de la Libertadores 2018: el primero llegó de cabeza en la ida que terminó 2-2 en La Bombonera y el segundo fue la apertura del marcador en el Santiago Bernabéu, pero el Millonario logró dar vuelta el partido en tiempo de descuento para imponerse por 3-1.

El empate en la ida de aquella final fue el tercer Superclásico que jugó Benedetto en casa. Los dos ateriores fueron derrotas por 3-1 en 2017 y 2-0 en 2018, ambos por la liga local. Sus únicos triunfos contra el equipo de Marcelo Gallardo llegaron en El Monumental: 2-1 en 2017 y 1-0 en marzo de este año, cuando fue titular, pero tuvo que salir en el entretiempo por una lesión.

Dario Benedetto vs. River
Dario Benedetto vs. River

Además de su historia personal con River, el atacante de 32 años intentará cortar una larga racha sin convertir. Su último gol fue hace casi tres meses, el 16 de junio, cuando convirtió un doblete en la goleada por 5-3 sobre Tigre en la tercera fecha de la Liga Profesional.

Después llegaron los penales malogrados contra Corinthians que fueron determinantes en la eliminación de Boca en los octavos de final de la Copa Libertadores, los cortocircuitos con el Consejo de Fútbol del club, las lesiones y la pelea con Carlos Zambrano en el entretiempo del partido contra Racing y la posterior sanción de la dirgencia.

En total, Benedetto participó de nueve de los 17 partidos que disputó Boca en esta Liga Profesional, siete de ellos como titular, solamente anotó esos dos goles contra Tigre y no aportó ninguna asistencia. Ensayó 16 disparos y apenas cuatro tuvieron destino de arco.

Será una ocasión especial para el ariete del equipo que comanda Hugo Ibarra, para tomarse revancha contra el clásico rival y también para terminar con una racha preocupante.

Foto: Getty Images