Benavides contra su ex: KTM y Honda se juegan el triunfo

·3  min de lectura

Redacción deportes, 30 dic (EFE).- El argentino Kevin Benavides, vigente campeón, parte como favorito para hacerse con el triunfo en la prueba de motos de la 44ª edición del Rally Dakar que comienza el 1 de enero, en la que parte como imagen de la gran lucha entre su antiguo equipo y gran rival, Honda, y su actual marca, KTM, a la que llegó tras proclamarse campeón.

“Mi objetivo es ganar con dos marcas diferentes y esto me motiva mucho, así que estoy deseando que empiece esta edición”, dijo este mismo jueves el piloto en rueda de prensa.

Algo que sería histórico en la prueba y que evidencia la lucha entre las dos principales marcas del Dakar sobre dos ruedas, y que cuentan con más armas que optan a la victoria.

El cambio a Arabia Saudí en 2020 puso fin al reinado de KTM, de 18 victorias consecutivas sin incluir el parón de 2018 por las amenazas de Al-Qaeda, que ahora buscan recuperar con el dorsal ‘1’ de la competición, dos acompañantes de gran categoría y muchas piezas dispuestas en ‘equipos satélites’.

A Benavides le acompañarán vestidos de naranja el australiano Toby Price y el austríaco Matthias Walkner, que llega en plena forma tras hacerse con la victoria en Abu Dabi y en el Campeonato del Mundo de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM).

Cuentan con refuerzos también en equipos aliados como el español Gas-Gas, con Sam Sunderland y una de las estrellas de futuro Daniel Sanders, que finalizó cuarto en su estreno en 2021. Por su parte, el equipo Husqvarna apuesta por Skyler Howes, quinto en la general del último Dakar.

Además han añadido un refuerzo de lujo en forma de asesor. El español Marc Coma, ganador de la prueba en motos en 2006, 2009, 2011, 2014 y 2015 y cuya última aparición fue en 2020 como copiloto de Fernando Alonso, estará a cargo de supervisar y afinar la estrategia de cada etapa. KTM va fuete para recuperar su corona.

La que le arrebató la marca japonesa Honda. El estadounidense Ricky Brabec, vencedor en 2020, apunta a líder de equipo, pero cuenta al lado a nombres que le pondrán las cosas muy difíciles.

El chileno Nacho Cornejo, que tuvo que abandonar el Dakar de 2021 cuando iba líder de la general a falta de dos días para el final; su compatriota Pablo Quintanilla, ganador del Rally de Marruecos, y el español Joan Barreda, que afronta su decimosegunda participación en el desierto amplían las posibilidades de Honda.

Un escalón por debajo, aunque sin renunciar a la victoria por la categoría que le precede a la marca, aparece Yamaha. Su último título sobre dos ruedas data de 1998 con el francés Stéphane Peterhansel, ganador en seis ocasiones en moto y ocho en coches, a los mandos.

24 ediciones después, intentarán recuperar la gloria con el neerlandés Adrien Van Beveren como su principal baza, aunque los problemas mecánicos le obligaron a abandonar en las últimas cuatro citas del Dakar.

También como tapado pero ya con un sexto puesto en su casillero en 2021 aparece el español Lorenzo Santolino con el equipo Sherco.

Una categoría de motos a la que le ha afectado el coronavirus. La sudafricana Kirsten Landman dio positivo antes de viajar a Yeda y se podrían sumar las bajas del italiano Danilo Petrucci, en el que sería su estreno tras diez temporadas en MotoGP, y la española Sara García, que aguardan una segunda prueba PCR tras su positivo a la llegada a Arabia Saudí. EFE

1011880

omb/apa

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.