Beltrán cree que se le dio “demasiado bombo” a la derrota ante Real Sociedad

·2  min de lectura

Vigo, 14 ene (EFE).- El centrocampista del Celta de Vigo Fran Beltrán considera que se le dio “demasiado bombo” a la derrota frente a la Real Sociedad, pues él no ve “mal” a su equipo pese a reconocer el palo que supuso caer en la Copa del Rey ante el Atlético Baleares de la Primera RFEF.

“Creo que se le dio demasiado bombo, tenemos que centrarnos en seguir luchando, en seguir consiguiendo los tres puntos para seguir creciendo”, comentó el internacional sub21 en su comparecencia ante los periodistas.

En este sentido, reconoció que a su equipo le está faltando “regularidad” para estar más arriba en la clasificación, sobre todo en los partidos jugados en Balaídos.

“Si consiguiéramos los puntos que debiéramos tener en casa, estaríamos arriba. Tenemos que intentar tener más sangre, ir a jugar todos como si fuera el último partido y tener una mentalidad ganadora. Ese el camino a seguir, no tenemos que acomodarnos porque parece que cuando ganamos dos partidos, a la semana siguiente jugamos un mal partido”, declaró.

Beltrán cree que el Celta tiene tiempo para pelear por los puestos altos, y puso como ejemplo lo sucedido la temporada pasada: “Por estas fechas no andábamos muy allá y acabamos octavos y si nos dan dos jornadas más, hubiésemos llegado más arriba”.

A nivel personal, se mostró “muy ilusionado” por haber ampliado su contrato con el Celta hasta el 30 de junio de 2026, ya que entiende que la entidad celeste tiene “un proyecto muy bueno” para los próximos años.

“Para el futbolista es una ciudad perfecta para vivir. Sobre el tema futbolístico, sólo hay que ver en el club que estamos, un club de mucha historia, que lleva muchos años en Primera. Es un gran club, tenemos que empezar a conseguir un poco más de cosas. El club está creciendo a un ritmo muy alto”, afirmó.

Comentó que “en ningún momento” se planteó salir del Celta, y achacó la “continuidad” que está teniendo ahora en el equipo titular al trabajo que hace a diario en los entrenamientos.

“Fue a raíz de la temporada pasada, a finales encadené 4-5 partidos seguidos. Jugué en Huesca y por suerte pude meter gol. A raíz de ahí, el míster pudo cambiar la perspectiva que tenía de mí. En verano no hablé con él. Yo llegué a pretemporada con la misma ilusión de siempre, trabajé y trabajé y cuando tuve la oportunidad, intenté meter la cabeza y que no me sacaran del once”, manifestó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.