Bayern Munich recuperó la confianza con una goleada sobre Leverkusen

Después de la crisis, llegó la tranquilidad. Bayern Munich recuperó la confianza con una goleada contundente. Venció por 4-0 a Bayer Leverkusen en el Allianz Stadium en el comienzo de la octava fecha de la Bundesliga en el reinicio de la actividad tras el parón internacional.

El equipo de Julian Nagelsmann no tuvo piedad alguna sobre su rival y solo en la primera mitad concretó la victoria. Apenas unos segundos tardó en abrir el marcador, pero pronto estiró la ventaja y liquidó la historia. Además, se apoyó en la buena tarea de Manuel Neuer en su arco.

Jamal Musiala encaró por derecha y lanzó un pase que Leroy Sané controló y remató de derecha para romper la paridad en el inicio del juego. Poco después, tras una asistencia de Thomas Müller, el mismo Musiala se encargó de poner el segundo con un tiro al primer palo.

La visita sintió el golpe e intentó descontar por medio de un remate de Moussa Diaby desde el borde del área y un disparo de media distancia de Robert Andrich, pero Neuer desplegó su jerarquía para rechazar el peligro. Y luego llegó el tercero de la jornada en Múnich.

Mané controló sobre la medialuna, luego de un pase de Musiala por derecha, amagó y frente al arco sacó un fuerte remate de zurda que se clavó junto al palo izquierdo de Lukás Hrádecky. Poco después, Mitchel Bakker intentó con un cabezazo que nuevamente sacó Neuer.

Ya en la segunda mitad, los Bávaros pudieron haber ampliado con un disparo de Mané y otro desde lejos de Matthijs de Ligt, pero el arquero reaccionó de gran manera para despejar el balón. Luego, Diaby volvió a probar para Leverkusen, y una vez más se lució Neuer.

Más tarde, el ingresado Serge Gnabry también se animó con un tiro desde la izquierda que Hrádecky mandó al saque de esquina con el pecho sobre el primer palo. Después incluso, el mismo Gnabry se animó con un tiro libre que el arquero sacó con una buena atajada.

Sobre el cierre, Hrádecky recibió de Andrich e intentó ceder el balón a su derecha, pero se resbaló y le dejó servida la posibilidad a Müller de poner el cuarto de la noche, quien no perdonó en absoluto y definió con el arco a su merced para decorar la goleada.

Al parecer, el freno le sentó mejor a Bayern Munich que volvió a sonreír y se ubica a solo dos puntos de Unión Berlin (17), el único líder e invicto de la Bundesliga. Justo en la previa al duelo del martes por Champions League con Viktoria Plzen y el sábado con Borussia Dortmund.

Foto: Alexander Hassenstein/Getty Images