Bayern Munich perdió el invicto en la Bundesliga, pese al cabezazo de Neuer en la última jugada ante Augsburgo

·3  min de lectura
"Soy yo", parece decir el arquero polaco Rafal Gikiewicz, artífice de la victoria de Augsburgo ante Bayern Munich
"Soy yo", parece decir el arquero polaco Rafal Gikiewicz, artífice de la victoria de Augsburgo ante Bayern Munich - Créditos: @CHRISTOF STACHE

Bayern Munich, ganador de los últimos diez títulos de la Bundesliga alemana, perdió este sábado en Augsburgo por 1-0 en el derbi bávaro, lo que constituyó su primera derrota de la temporada, en medio de un mal comienzo. Tras siete jornadas en Bundesliga, el equipo más poderoso de Alemania no logra salir del mal momento que atraviesa, después de acumular tres empates seguidos antes de esta derrota, contra Borussia Monchengladbach (1-1), Union Berlín (1-1) y Stuttgart (2-2). El toque épico de la tarde casi lo aporta Manuel Neuer, el histórico arquero del equipo y la selección, que estuvo cerca de anotar el gol del empate con un cabezazo en el instante final...

El arquero polaco Rafal Gikiewicz, el eje del festejo de Augsburgo
El arquero polaco Rafal Gikiewicz, el eje del festejo de Augsburgo - Créditos: @CHRISTOF STACHE

Ahora cuarto, Bayern tiene tres puntos menos que el Borussia Dortmund, que se impuso al Schalke (1-0) y se ha hecho con el liderazgo con 15 unidades, mientras que el pequeño Union Berlín, que lleva 14, recibe el domingo al Wolfsburgo para tratar de recuperar el primer puesto del campeonato. Los hombres de Julian Nagelsmann, que muestran otra cara en Champions, con sus triunfos en campo del Inter (2-0) y en casa contra Barcelona (2-0), perdieron por un gol que llegó poco antes de la hora de juego de Mergim Berisha (59).

Bayern llevaba 87 partidos consecutivos de campeonato con al menos un gol anotado, señal de que el ataque muniqués siempre responde, pero esta vez nota la ausencia de la máquina polaca de marcar, Robert Lewandowski, que se ha marchado esta temporada al Barça (este sábado anotó dos goles en el triunfo por 3-0 ante Elche). La potencia bávara no pudo anotar en un partido de la liga por primera vez desde el 9 de febrero de 2020, ante Leipzig.

Thomas Müller, del Bayern Munich, gesticula durante el partido contra Augsburgo
Thomas Müller, del Bayern Munich, gesticula durante el partido contra Augsburgo

Los muniqueses tuvieron muchas ocasiones, tanto antes del gol del equipo rival, como una de Jamal Musiala en el minuto 33, tras un centro de Thomas Müller, pero que remató fuera, como después del tanto del Augsburgo, sobre todo con una oportunidad de Leroy Sané, que falló su mano a mano con el arquero rival Rafal Gikiewicz a los 72. El polaco de 34 años empezaba a tomar protagonismo...

Se venía lo mejor: un cabezazo de Neuer al final del tiempo adicional no cambió el destino del partido, ya que Gikiewicz respondió con una buena atajada. Fue el momento más emotivo de la tarde: Neuer se había instalado en área local en esos minutos finales. Antes de ese cabezazo muy bien desviado por su colega había tenido otro, no tan fuerte. Y luego de la atajada de Gikiewicz, la pelota volvió al área y Neuer volvió a tocarla, aunque la pelota se fue desviada. Entonces Gikiewicz señaló al público e inició un festejo eufórico, al que se sumaron sus compañeros y parte del cuerpo técnico de su equipo.

La atajada a Neuer y lo mejor del partdo

Tras la tregua de partidos internacionales de selecciones, el Bayern deberá encauzar el rumbo, frente al Bayer Leverkusen, para evitar caer en crisis en Bundesliga, cuando todo le va bien hasta ahora en la Champions.

Jonas Scheuermann, asistente técnico del Augsburgo, abraza al arquero Rafal Gikiewicz tras la victoria
Jonas Scheuermann, asistente técnico del Augsburgo, abraza al arquero Rafal Gikiewicz tras la victoria - Créditos: @CHRISTOF STACHE