Bayern Munich goleó a Werder Bremen para alejarse en la cima

Adam Pretty/Getty Images

Bayern Munich derrotó a Werder Bremen por 6-1 en su duelo perteneciente a la fecha 14 de la Bundesliga. Al equipo de Julian Nagelsmann le alcanzó la primera mitad para despacharse con el encuentro.

Tan solo a los seis minutos de partido, Jamal Musiala abrió el marcador. El atacante inició una carrera desde mitad de campo tras la recuperación de Serge Gnabry, abrió hacia la izquierda para Sadio Mané, quien remató en busca del palo derecho y, tras un rechace de cabeza, nuevamente el joven alemán se vio con la pelota. Eludió una marca con un engancha hacia su izquierda y definió cruzado para abrir el marcador.

De todas formas, a los 10 minutos llegó el empate. Luego de una buena asociación de pases en el sector derecho, Mitchel Weiser se cerró hacia el centro del campo con la pelota y abrió juego para la proyección de Anthony Jung. El lateral ingresó al área y remató de primera para sorprender a Manuel Neuer y asentar la igualdad transitoria.

Instantes más tarde, Gnabry fue derribado en el área por Amos Pieper y, tras revisión en el VAR, el árbitro concedió penal. Eric Choupo-Moting fue el encargado de ejecutar y su disparo salió a media altura y sin terminar de esquinarse a la izquierda para que Jiri Pavlenka logre tapar esa pelota.

Sadio Mané se retiró lesionado por lo que pareció una molestia muscular y fue reemplazado por Leroy Sané a los 21 minutos de partido. Apenas un par de jugadas después, Gnabry tomó un rebote tras un remate rechazado de Leon Goretzka y soltó un disparo a colocar que pegó junto al palo derecho para volver a tomar la ventaja.

Antes de cumplir la media hora de juego, a los 25', ante un buen taco de Choupo-Moting y el posterior pase al vacío de Joshua Kimmich, Goretzka tuvo revancha al poder aprovechar la adelantada defensa y gambetear al arquero para definir con el arco libre.

El buen momento de Bayern era claro y no se detuvo con el tercer tanto. Dos minutos más tarde, tras una buena salida desde el fondo del equipo, Moting habilitó a Sane para ganar en velocidad y quedar mano a mano frente al arquero. El ingresado fue solidario y le brindó la pelota a su compañero Gnabry, quien lo acompañaba a su izquierda para que empuje la pelota y aumente la diferencia.

Sobre el final de la primera parte, Bremen volvió a contar con una ocasión clara con un gran pase al vacío en diagonal de Weiser para la carrera de Oliver Burke entre los centrales y una posterior definición que Neuer supo cortar a tiempo. En la siguiente jugada, ante la salida desde el fondo, Dayot Upamecano falló en un pase dentro de su propia área y Marvin Ducksch se tiró en busca de esa pelota para empujarla y que finalmente se vaya apenas al costado del palo izquierdo.

Con el partido controlado, el complemento contó con muchas menos emociones que la primera parte. Sobre los 53 minutos, Sané pudo ampliar la ventaja al quedar nuevamente con espacios a la carrera y un disparo que estrelló el palo izquierdo. Instantes más tarde, Gnabry contó con una situación similar y buscó definir de globo por encima del arquero, pero Pavlenka fue capaz de evitarlo.

Finalmente, sobre el minuto 81, Noussair Mazraoui condujo un contraataque y le brindó la pelota a Gnabry a las puertas del área chica para que esquive a dos defensores y defina al palo derecho para, así, lograr su tercer tanto del partido.

Dos minutos más tarde, el ingresado Mathys Tel fue el iniciador de otro ataque rápido desde el fondo y, a las puertas del área, soltó un potente remate que Pavlenka no pudo frenar para sentenciar cifras finales en el partido. De esta forma, Bayern suma 31 puntos para estirar la ventaja en lo más alto. Mientras que Werder Bremen, se mantiene en la séptima posición con 21 unidades.

Foto: Adam Pretty/Getty Images