Barcelona: "Se le pagaba a periodistas y se sabía desde el primer día que no se podía fichar a Antoine Griezmann"

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Finalmente y luego de 7 meses de espera, la directiva de Joan Laporta ha dado el reporte final de la economía del Fútbol Club Barcelona tras la salida de Josep Maria Bartomeu. Los resultados son peor de lo que se pensaba, así como la aparición de pagos a periodistas y la incapacidad para asumir el fichaje de Antoine Griezmann. Arde el Camp Nou.

En una intervención liderada por el dirigente Ferrán Reverter, la junta puso la cara ante socios y medios en una rueda de prensa donde se dejó en claro de arranque que la deuda del club asciende a más de 1300 millones de euros. Igualmente y con el aval de Laporta, la entidad aseguraba que de no ser por el modelo de la institución (si fuese una SAD), no existiría el Fútbol Club Barcelona ahora mismo.

Amenaza de extinción

"Desde abril de 2021, el club no podía seguir operando. No había caja. Había también incumplimiento de compromisos con bancos, ratios de la Liga, UEFA y Estatutos, con lo que nos limitó la inscripción de jugadores. Si LaLiga nos hubiesen dejado acabar la temporada con público, el Camp Nou no se hubiese podido abrir. Estaba en una situación precaria, al igual que la Ciudad Deportiva", empezaba Reverter al referirse a la imposibilidad de hacer frente a los contratos del equipo con sus trabajadores.

La pérdida de valor del club, como nunca se había visto: "Nos hemos encontrado un patrimonio neto negativo. Si fuera una sociedad anónima, sería una causa de disolución. Encontramos flujos de caja operativos nulos por lo que tuvimos dificultad para pagar las nóminas. La deuda y los compromisos futuros eran de 1.350 millones”.

Las irregularidades de Bartomeu

“En los últimos años, cuando la gente salía del club, a los 90 días se borraban todos los documentos. Además, no usaban portátiles del club, sino personales. Por otro lado, se mandaban emails, pero se derivaban a los emails personales", comentaba en alusión a la información destruida por el ex presidente en el famoso BarçaGate.

Las irregularidades de la gestión Bartomeu, al descubierto: Salarios que van en aumento. Nuevos conceptos y retribuciones, como los bonus de lealtad, primas de fin de contrato... Y las comisiones para intermediarios no habituales. Lo normal es una comisión del 5% el 10%. Se estaban dando del 33%. Pasamos de un incremento de deuda de 159 millones de euros a 673 millones de deuda. Esto nunca pasó por Asamblea y si, hubo pagos a periodistas".

La llegada de Griezmann

“Tenemos la sensación de que cuando fichábamos, no se pensaba si se podían pagar. La misma noche que se ficha a Griezmann, se dan cuenta de que no se puede pagar. Se fue a buscar un crédito de 85 millones de euros para sufragar el coste. O el de Coutinho, con 16,6 millones más de coste financiero", desvelaba Reverter sobre dos operaciones que le costaron más de 250 millones de euros al club.

La intervención del dirigente terminaba asegurando que en las próximas semanas acabarán de estudiar los escenarios y la documentación que fuese manipulada en la gestión de Josep María Bartomeu para definir si se lleva al expresidente a los tribunales. Barcelona arde por el escándalo de corrupción y la peor gestión de los últimos años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.