Barcelona cortaría su vinculo de patrocinio con la multinacional Rakuten

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Medios en España afirman que Barcelona descarta renovar su contrato de patrocinio con la multinacional japonesa Rakuten, la cual porta en el frente de su camiseta desde la temporada 2017/2018. Todo parece indicar que hasta octubre estarán como aliados.

Precisamente, de acuerdo con información desde España, la empresa no quiere pagar la millonaria cifra de prepandemia por la cual firmó con el club catalán. Se dice que por temporada, los japoneses le entregaban a los Azulgranas unos 55 millones de euros más variables. Pero ahora, las nuevas cifras, y lo apretado de la economía tras la pandemia por el coronavirus, obligó a los Nipones a entregarle al equipo solamente 30 millones más variables.

Al parecer esa situación de menos dinero para las arcas del equipo no gusto a las nuevas directivas encabezadas por el presidente Joan Laporta. En ese orden de ideas, Rakuten estaría presente en el frente de la camiseta del equipo hasta octubre, fecha máxima que tiene el equipo para anunciarle a Nike, el fabricante de la prenda, cuál será su nuevo patrocinador principal.

Del lado de los empresarios japoneses, según dice un informe del Diario AS, no estarían muy contentos con los tratos que han recibido por parte de los ejecutivos del equipo Culé, durante los últimos años de contrato. Además, indican que los objetivos se han incumplido y que eso no beneficia a ninguna de las partes, pese que la institución es una de las más populares del mundo.

También, en el informe conocido a través de la web del medio ibérico indicaron que habría una marca muy interesada en hacer parte como sponsor principal, sin embargo, hubo unos ‘peros’: “durante este verano, el Barça ha recibido otras ofertas para el frontal de su camiseta. Entre ellas, las explicadas por EFE procedentes de empresas de 'crypto exchanges' (punto de compraventa de criptomonedas), pero la entidad catalana no las contempló como una opción interesante, al considerarlo un sector especulativo, de riesgo, muy variable y poco ético”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.