Barcelona sigue afilado: aplastó a Ceuta para avanzar a cuartos de final

Barcelona

Tras la consagración en la Supercopa de España, para Barcelona era todo un reto no relajarse, pero cumplió y consiguió meterse entre los mejores ocho de la Copa del Rey. Goleó a domicilio al Ceuta por 5-0 en el estadio Municipal Alfonso Murube para clasificar a los cuartos de final.

Si bien le costó a lo largo del primer tiempo generar peligro contra el arco rival, sobre el cierre logró romper la paridad al hacer valer la jerarquía de su equipo y en el complemento sentenció la historia con cuatro intervenciones simples ya con un panorama abierto en el campo contrario.

La primera situación de riesgo nació en los pies de Héctor Bellerín, que llegó a línea de fondo por derecha y jugó atrás para Raphinha, que no le acertó al arco. En la respuesta, el local lo tuvo con un cabezazo de Rodri que salió junto al palo derecho tras un córner de Ñito González.

Poco después, Robin Lafarge casi la mete en su propio arco luego de un desvío con la cabeza en el camino tras un centro frontal. Y minutos más tarde, Raphinha apareció por izquierda, entró al área y se animó con un disparo cruzado que salió a metros del palo izquierdo.

Hasta que, luego de que Franck Kessié le cediera el balón, el mismo Raphinha controló fuera del área, acomodó para la zurda y sacó un remate a colocar que se clavó junto al palo derecho de Tomás Mejías, que pese a exigirse y alcanzar a rozarlo, no logró evitar el gol en su arco.

Ya para la segunda mitad, un solo movimiento le bastó a Xavi para coronar la victoria. El entrenador metió en cancha a Gavi, que se asoció a la perfección y con él se vio la mejor versión del Culé en la visita al equipo que milita en la Primer RFEF y lo había complicado.

Precisamente, casi de inmediato llegó el segundo. Kessié robó en salida y cedió para Robert Lewandowski, que en la primera que tuvo no perdonó y definió entre las piernas del arquero para ampliar la diferencia. A partir de allí, el partido estuvo bajo control total del Blaugrana.

De hecho, pese a un primer intento fallido de Ferran Torres, con una jugada similar el ingresado Ansu Fati puso el tercero: encaró por izquierda en velocidad, ingresó al área, enganchó para la derecha ante su marca y remató junto al palo izquierdo de Mejías.

Solo unos minutos después, Kessié tuvo premio por su gran labor. El 19 entró en carrera y conectó con la cabeza un centro preciso de Raphinha desde la derecha para sellar la goleada en Ceuta con su parietal izquierdo. Aunque todavía hubo tiempo para el quinto de la jornada.

El mismo Lewy, que recibió por parte de Gavi, acomodó para la derecha y colocó el balón junto al palo izquierdo con un gran remate al ras del suelo para decretar el pasaje a la siguiente instancia y seguir a paso firme en todas las competencias. Ahora espera por conocer a su rival.

Foto: Silvestre Szpylma/Quality Sport Images/Getty Images