El Barça y el Manchester City empatan un amistoso benéfico en el Camp Nou

·2  min de lectura
Amistoso - FC Barcelona - Manchester City

25 ago (Reuters) - El Fútbol Club Barcelona y el Manchester City empataron el miércoles en el Camp Nou en un entretenido amistoso (3-3), celebrado con el fin de concienciar y recaudar fondos para la investigación de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Más de 90.000 aficionados asistieron al partido y ovacionaron al exportero y segundo entrenador del club, Juan Carlos Unzué, a quien se le diagnosticó la enfermedad neurodegenerativa progresiva hace dos años.

Unzué ganó una Liga de Campeones, dos ligas españolas y una Copa del Rey como segundo entrenador de Luis Enrique en el Barcelona, antes de incorporarse al Girona como entrenador principal en 2020.

El miércoles se pasó todo el partido sentado en su silla de ruedas al lado del entrenador del Barça, Xavi Hernández, como entrenador de honor.

Con ambos equipos dejando en descanso a muchos jugadores importantes, el City se adelantó en el marcador por medio del delantero argentino de 22 años Julián Álvarez, tras un error del portero del Barça, Iñaki Peña.

En el que posiblemente sea su último partido con el Barcelona antes de fichar por el Chelsea, Pierre-Emerick Aubameyang empató en el minuto 29 tras un rebote.

Frenkie de Jong adelantó al Barça en el minuto 66, pero Cole Palmer empató para los campeones ingleses cuatro minutos después.

El suplente Memphis Depay volvió a poner en ventaja al Barcelona con un golazo desde dentro del área tras un buen contraataque dirigido por Sergi Roberto.

En el tiempo añadido, Erling Haaland, sustituto del City, fue zancadilleado dentro del área y Riyad Mahrez empató desde el punto de penalti.

Tanto Depay como De Jong podrían salir del Barcelona, ya que el club trabaja para cumplir con las normas del conocido como "juego limpio financiero" (FFP, por sus siglas en inglés) de LaLiga para inscribir al nuevo fichaje Jules Koundé, que jugó desde el principio contra el Manchester City.

El partido tuvo que ser detenido durante varios minutos para que Luke Mbete, defensa del equipo inglés de 18 años, pudiera recibir atención médica tras recibir un golpe en la cabeza en un choque con Andreas Christensen.

(Reporte de Fernando Kallas, edición de Ed Osmond; traducción de Flora Gómez)