El Barça se entrena en el Spotify Camp Nou ante más de 15.000 espectadores

Barcelona, 2 ene (EFE).- El Barcelona se ejercitó este lunes en el Spotify Camp Nou para empezar a preparar el partido de Copa del Rey ante el Intercity, en el tradicional entrenamiento navideño de puertas abiertas, al que asistieron 15.324 espectadores, muchos de ellos niños, que tuvieron la oportunidad de ver de cerca a sus ídolos.

No hubo ninguna ausencia en el entrenamiento y, así, otra vez estuvieron disponibles los 24 jugadores que entraron en la convocatoria ante el Espanyol (1-1), en el último partido del 2022. Esto comportó que no hubiese presencia de jugadores del filial más allá de los habituales Pablo Torre y Arnau Tenas.

La sesión empezó con los clásicos rondos de calentamiento y continuó con un ejercicio de posesión del balón en el que participó toda la plantilla a excepción de los porteros, que hicieron trabajo específico. El entrenamiento, que duró poco más de una hora, terminó con unos partidos en campo reducido.

La gran cantidad de niños y niñas que hubo en el Camp Nou y la cercanía con el terreno de juego comportó que las gradas del estadio azulgrana se llenarán de aficionados con pancartas que pedían las camisetas de sus ídolos. Pablo Páez ‘Gavi’ fue el futbolista azulgrana más solicitado, sobre todo entre el público adolescente.

Toda la recaudación de las entradas irá destinada al Proyecto Robots del Programa de Bienestar Emocional Pediátrico de la Fundación FC Barcelona que, mediante robots con conexiones de audio y video, permite vivir a distancia un entrenamiento como éste a los niños hospitalizados y a las personas en situación de vulnerabilidad.

Tras el entrenamiento, la plantilla y los directivos del FC Barcelona harán la tradicional visita a los niños ingresados en varios hospitales de Barcelona y su provincia.

En esta ocasión, los jugadores se repartirán entre nueve centros diferentes. Este evento solidario se recupera después de dos años sin poder realizarse por la pandemia del coronavirus.

(c) Agencia EFE