Bale le dice adiós al fútbol europeo tras dejar su huella en Real Madrid

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Gareth Bale le dice adiós al fútbol europeo para seguir su carrera en Los Angeles FC de la MLS después de una temporada en la que brilló por su ausencia en el Real Madrid campeón de La Liga y la Champions League. Sin embargo, los aficionados merengues no olvidarán el paso del delantero galés por el Santiago Bernabéu.

Bale llegó a la capital española para el inicio de la temporada 2013/14 después de destacarse durante seis campañas con Tottenham Hotspur, equipo inglés con el que solo pudo levantar el trofeo de la Copa de la Liga en 2008, aunque también dejó su marca en Londres con 71 goles y 46 asistencias en 237 partidos disputados.

En su primera temporada con el equipo blanco, Bale jugó un total de 44 partidos entre todas las competiciones, 36 como titular, anotando 22 goles, solo superado por Cristiano Ronaldo (51) y Karim Benzema (24). Además, fue segundo en el rubro asistencias (16) detrás de Ángel Di María (22). Pero su aporte más importante llegó en la final de la Champions League cuando marcó el segundo gol de la victoria por 4-1 en tiempo agregado.

Su buen rendimiento le permitió ganarse la consideración de Carlo Ancelotti, quien lo incluyó en más encuentros durante la siguiente temporadas (48, de los cuales 46 fueron desde el arranque), aunque el Madrid no pudo conseguir títulos en ese curso.

Bale perdió minutos con la llegada de Rafa Benítez como técnico, pero recuperó protagonismo cuando Zinedine Zidane se hizo cargo del equipo y anotó uno de los penales en la definición contra Atlético de Madrid que le dio a los Blancos un nuevo título de Champions.

Luego perdió terreno en la 2016/17, aunque volvió a levantar la Orejona, y fue crucial para que el Madrid consiguiera el triplete en 2018, ya que fue titular y anotó por duplicado en la victoria final por 3-1 sobre el Liverpool de Jurgen Klopp.

Bale fue un habitual titular en la temporada 2018/19 que se repartieron Julen Lopetegui y Santiago Solari en el banco de suplentes, pero el equipo no mostró un buen rendimiento, con la salida de Cristiano como un gran condicionante, y a partir de allí empezó a caer su influencia en el equipo, mientras crecía el desencanto de los aficionados con el galés por su falta de compromiso con el equipo.

Esto se profundizó en el curso siguiente y finalmente salió cedido para regresar a Tottenham de cara a la 2020/21, donde no tuvo mayor protagonismo y retornó en Real Madrid para un último año en el que solo estuvo en cancha durante 290 minutos, mientras sus compañeros hacían historia con las coronas de Liga y Champions.

Su futuro está en el fútbol estadounidense, donde intentará ganar rodaje para la gran cita que será el Mundial de Qatar 2022. Bale fue la figura de la Selección de Gales en las Eliminatorias e intentará poner en aprietos a Inglaterra, Estados Unidos e Irán en el Grupo B.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.