El Bakkali quiebra la racha de 9 oros seguidos de Kenia en obstáculos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 2 ago (EFE).- El marroquí Soufiane El Bakkali pasará a los anales del atletismo como el hombre que rompió la racha de títulos olímpicos de Kenia -nueve seguidos- en 3.000 m obstáculos con un esprint de 200 metros que le entregó el triunfo en la final de Tokio con un tiempo de 8:08.90.

El etíope Lamecha Girma consiguió la medalla de plata con 8:10.38 y Kenia, la superpotencia mundial que históricamente avasalló en la disciplina, tuvo que conformarse con el bronce de Benjamin Kigen (8:11.45).

Desde que el polaco Bronislaw Malonowski se proclamó campeón en Moscú'80, los nueve títulos de obstáculos habían tenido un solo destino: Kenia, siempre con atletas diferentes excepto dos victorias de Ezekiel Kemboi (Atenas 2004 y Londres 2012).

De hecho, desde México'68, en que obtuvo el primer título por medio de Amos Biwott, Kenia sólo había dejado escapar dos en la rama masculina de esta disciplina (Montreal'76 y Moscú'80), seguramente por la sencilla razón de que secundó un boicot internacional.

Pero algo está cambiando. Cada vez eran más frecuentes las victorias etíopes en los mítines. Lamecha Girma llegaba al frente del ránking mundial del año con sus 8:07.75 de Mónaco, por delante del keniano Abraham Kibiwott (8:07.81), y el abanico de opciones se abría a contendientes de otras nacionalidades como el gigante marroquí Soufiane El Bakkali, tercero en la lista con 8:08.54.

El campeón de Río 2016, Conseslus Kipruto, no terminó la carrera de selección keniana y no estaba en Tokio.

Los etíopes Girma y Wale tomaron la cabeza tras la salida, hasta que el japonés Ryuji Miura avivó el ritmo para pasar el primer mil en 2:50.04. Ahí volvieron a controlar los etíopes, el largirucho Girma y el pequeño Wale, a quienes se pegaron los kenianos.

El Bakkali, en quinto lugar, les dejaba hacer. Se pasó el 2.000 en 5:35.66, ya con los cinco alejándose del resto.

Al toque de campana Girma, Wale y El Bakkali se fueron por delante y el marroquí esperó al 200 para asestar el golpe, abriendo un hueco que le permitió celebrar su victoria a media recta (8:08.90). Girma llegó después (8:10.38), y Kenia tuvo un consuelo de bronce con el tercer puesto de Kigen (8:11.45). EFE

jad

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.