Badosa vuela en Indian Wells: "Estoy muy orgullosa de haber seguido luchando"

·6  min de lectura

Indian Wells (EE.UU.), 16 oct (EFE).- En el desierto californiano no hay ahora nadie más feliz que Paula Badosa. Después de alcanzar la final de Indian Wells, la tenista española habla muy sonriente con Efe sobre su excepcional torneo pero también recuerda el camino recorrido, que incluye mucho trabajo y también problemas de depresión y ansiedad.

"Estoy muy orgullosa de haber seguido luchando", resume.

Badosa (Nueva York, 1997) aterrizó en Indian Wells como número 27 del mundo tras un 2021 sensacional, pero en su carrera habrá un antes y un después tras este torneo.

El domingo jugará la final del conocido como "el quinto Grand Slam" ante la bielorrusa Victoria Azarenka (exnúmero 1 mundial y doble ganadora de Grand Slam) y podría convertirse en la primera española en proclamarse campeona de Indian Wells.

Solo Conchita Martínez llegó tan lejos como ella, pero acabó perdiendo en las finales de 1992 y 1996.

Badosa está pasando como un vendaval por Indian Wells: ha dado una exhibición de tenis sólido y contundente, solo ha perdido un set hasta ahora, y ha tumbado a rivales del nivel de Angelique Kerber (ganadora de tres Grand Slam) o Barbora Krejcikova (número 5 del ránking WTA en la actualidad).

Además, Indian Wells podría venir con regalo extra.

El título no solo le daría su primer Masters 1.000 y un suculento premio de 1,2 millones de dólares sino que también le abriría las puertas del WTA Finals en el que se enfrentarán las ocho mejores tenistas del mundo.

ALGO IMPENSABLE

Pregunta.- ¿Ya se cree que está en la final de Indian Wells?

Respuesta.- No, aún no me lo creo (risas). Ahora tengo que cenar, recuperar bien y supongo que mañana por la mañana ya me lo voy a creer un poco más.

La verdad es que es algo increíble. Al llegar aquí no me lo esperaba para nada. Sabía que estaba jugando bien, que estaba haciendo un buen año, pero llegar a una final de un Masters 1.000 hace solo unos meses era algo impensable para mí.

P.- ¿Qué ha sentido al ganar la semifinal?

R.- Me han pasado por la cabeza los momentos duros que he pasado en mi vida. Todo lo malo que he sufrido y que, al final, he sacado adelante.

Me considero una persona muy luchadora. El trabajo siempre se recompensa y en mi caso está saliendo. Pero estoy muy orgullosa, sobre todo, de haber aguantado los momentos duros, de haber seguido luchando.

Desde pequeña siempre soñaba con estar en finales y era algo que siempre me mantenía ahí para seguir trabajando. Por fin puedo decir que se está cumpliendo mi sueño.

P.- Antes de las semifinales avisaba de que la tunecina Ons Jabeur es "muy talentosa" y de que el duelo iba a ser "muy duro". ¿Cuál ha sido su estrategia?

R.- Aparte de ser muy talentosa, Jabeur tiene un juego un poco caótico, de desorden. Y mi táctica ha sido lo contrario: intentar estar lo más ordenada posible.

También quería estar muy agresiva desde el principio y dejar que ella sacara poco su magia. Al final, si la dejas jugar, tiene muchas armas. Entonces, mi objetivo era que las sacara lo menos posible y para eso tenía que pegar muy duro, ser muy consistente y a la vez ser agresiva.

P.- Hasta la sexta bola de partido a su favor no ha podido rematar el encuentro. ¿Cómo ha mantenido la cabeza fría en el desenlace?

R.- Ha sido duro porque ella ha jugado súper bien esas bolas y yo, con la tensión, pues te cuesta jugar más suelto. Entre que ella jugaba muy bien y que yo estaba con nervios, me estaba costando mucho cerrar.

Pero lo quería mucho (ganar el encuentro) y al final se ha dado. Pero sí ha sido difícil y he tenido que mantener la calma lo máximo posible.

AZARENKA, EL ÚLTIMO OBSTÁCULO

P.- En la final se mide a Azarenka.

R.- Espero un partido muy muy duro. Es una campeona. Ha estado en muchas finales de Masters 1.000 y Grand Slam. Sabe lo que es competir en una final y para mí esta será la primera vez (de un Masters 1.000).

Es una jugadora muy intensa, que tiene unos tiros muy buenos. Voy a intentar contrarrestar eso, ser agresiva y dar el máximo. Es solo un partido y voy a dar todo lo que me queda.

P.- Venía con problemas en el hombro derecho y la semifinal ha sido exigente. ¿Cómo llega físicamente a la final?

R.- Tengo mañana para recuperar. Además, creo que nadie llega fresco a la final (sonríe).

Voy a intentar estar al máximo posible. Queda solo un partido y ya tendré luego tiempo de recuperar. El hombro más o menos me está aguantando bien así que con eso estoy contenta.

P.- Al terminar el encuentro y sobre la pista ha recordado los problemas de depresión y ansiedad que sufrió. ¿Por qué es importante que tenistas en lo más alto hablen de salud mental?

R.- Aunque las cosas me van ahora bien, tengo memoria y me acuerdo de todo eso y pienso que es muy importante que la gente lo sepa.

Es algo muy normal. En el tenis estamos solos en una pista, se sufre mucho y es muy difícil llevar muchas situaciones. Tenemos muchas expectativas y desde muy jóvenes tenemos que estar preparados para jugar delante de 15.000 personas.

La cabeza no está preparada para eso con 18, 19 o 20 años. Es muy difícil. Tienes que hacer un proceso de maduración muy rápido cuando quizá tu cabeza estará preparada para eso con 30 o 35 años.

Por eso a veces se sufre de ansiedad o depresión y pienso que la gran mayoría pasa por esos momentos. Me gusta recordarlo. Es algo muy importante y quizá deberíamos educar al jugador de tenis cuando es joven, porque esto es clave.

MADRUGONES DESDE ESPAÑA

P.- También se ha acordado sobre la pista de los aficionados españoles que la están respaldando pese a la diferencia horaria.

R.- Intento dejar de lado las redes sociales en torneos así, pero ayer me metí un momento y vi que mucha gente me estaba apoyando desde España. Y me dio mucho cariño.

España es donde me he criado, me encanta representar a España, estoy deseando ir a la Copa Billie Jean King (antigua Copa Federación) y siento mucho a la gente cada vez que juego en Madrid.

Me gustó mucho que hubiera gente que madrugara para ver mis partidos. Me parecía como "qué raro que no sean solos mis padres..." (sonríe).

P.- Indian Wells puede tener un premio adicional con las WTA Finals de Guadalajara (México).

R.- Bueno, va, voy a ser sincera (sonríe). No estaba pensando en las WTA Finals hasta que llegué a cuartos de final de Indian Wells y ya vi que estaba tan cerca que ahora sí lo estoy pensando un montón.

Es algo que yo nunca me hubiese imaginado: estar en un WTA Finals. Y ahora sí es un objetivo mío. Me encantaría poder ir y es un sueño estar entre las ocho mejores del mundo. Me parece una locura, pero está muy cerca.

David Villafranca

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.