Badillo sonríe al futuro

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 13 (EL UNIVERSAL).- A los 21 años, Marilyn Badillo, acepta el reto de ser una estudiante exitosa y una boxeadora con grandes alcances en el terreno profesional.

Este martes, la chica de Cuautitlán Izcalli, quien debutó en 2017, recibió el cinturón que la acredita como monarca minimosca de la Federación Centroamericana y del Caribe de Boxeo, pero sabe que esto apenas inicia. "Estoy contenta de pertenecer a la familia del CMB. Mucha gente decía que no podía estar aquí, pero sé que es el primer cinturón de muchos. Han sido 11 años de trabajo, de caminar junto a mi madre muchos kilómetros para llegar al gimnasio. Es un sueño de toda la familia y lo voy a llevar al máximo posible", advierte la púgil, apodada "La Mexicana".

Este logro, se lo dedica en especial a su hermana, quien también practica el boxeo, pero frenó sus aspiraciones para sobrevivir económicamente durante la pandemia, y sobretodo, para que Marilyn no claudicara en el intento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.