Bélgica a Qatar 2022: tercer Mundial consecutivo para la "Generación Dorada", ¿la última oportunidad?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La selección de Bélgica superó este sábado a su par de Estonia en el estadio Rey Balduino de Bruselas y aseguró así el primer puesto del Grupo E de las Eliminatorias UEFA, sellando su boleto al Mundial de Qatar 2022 a falta de una fecha para finalizar su participación en las clasificatorias. El elenco dirigido por Roberto Martínez jugará su tercera Copa del Mundo consecutiva y tendrá por delante un objetivo para nada sencillo: mejorar lo hecho en Rusia 2018.

Bélgica cosechó 19 puntos en 7 partidos, producto de 7 triunfos y solo un empate en su visita a República Checa. Algo similar había hecho en su camino a Rusia 2018, cuando lideró el Grupo H con 28 puntos, ganando 9 partidos, empatando uno y sumando 43 goles a favor contra solo 6 en contra. Los Diablos Rojos llevan más de 3 años liderando el Ranking FIFA y casi una década siendo animadores de los principales torneos. Pero la bautizada por la prensa "Generación Dorada" aún no ha podido justificar ese mote. Justamente una medalla de oro en los Juegos Olímpicos que albergaron en Amberes en 1920 es el único título oficial que ostenta la selección belga en su historia. Desde entonces, el éxito le ha sido esquivo, tanto para la selección que fue protagonista en los 80 como para la actual generación.

Después de perderse los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 -y también las Eurocopas de 2004, 2008 y 2012-, reestructuración mediante, Bélgica regresó al escenario mundial en Brasil 2014. El equipo que entonces dirigía Marc Wilmots arrasó en las Eliminatorias y clasificó de manera invicta. Ya con figuras como Vincent Kompany, Thomas Vermaelen, Eden Hazard, Thibaut Courtois y Kevin De Bruyne, entre muchos otros, Bélgica cumplió en parte con la expectativa generada. Alcanzó los cuartos de final, donde quedó eliminado ante Argentina. Dos años más tarde, no mostró progreso y cayó en la misma instancia ante Gales en la Eurocopa, poniendo así punto final al ciclo de Wilmots.

Marc Wilmots Eurocopa 2016
La decepción de Wilmots en la Euro 2016. (Getty)

Desde la Real Asociación Belga de Fútbol consideraban que tenían plantel para codearse con las potencias, pero necesitaban un salto de calidad desde lo táctico, por lo que apostaron por Roberto Martínez, entrenador con vasta experiencia en la Premier League, donde jugaban la la mayoría de las figuras belgas. Con Bob, los Diablos Rojos volvieron a caminar en las Eliminatorias y llegaron a Rusia 2018 ya no como "revelación" sino como favorito. Bélgica no solo fue uno de los animadores del Mundial por el fútbol que desplegó, sino que alcanzó su mejor actuación histórica al subirse al podio luego de caer ante Francia en semifinales y superar a Inglaterra en el partido por el tercer puesto.

Pese a la desilusión de haber quedado tan cerca de la final, el saldo de Rusia 2018 fue positivo para Bob Martínez y su equipo. Pero la vara quedó muy alta, lo que hizo que la decepción fuese aún mayor en lo que vino después. Otra eliminación en cuartos de final de la Eurocopa 2020 este año tras caer ante Italia, llevó a que en Bélgica vieran la UEFA Nations League como una oportunidad de oro para finalmente coronar. Los Diablos Rojos se habían ganado su lugar en el Final Four de este año superando en su grupo a Dinamarca, Inglaterra e Islandia. Pero después de irse 2-0 en ventaja al entretiempo ante Francia en semifinales, el vigente campeón del mundo se lo dio vuelta con un gol de Theo Hernández al minuto 90 y destruyó la ilusión belga.

Bélgica podio Mundial Rusia 2018
Rusia 2018, la mejor actuación de Bélgica en un Mundial. (Getty)

Aunque el camino en las Eliminatorias es irreprochable, y Bélgica sigue siendo la mejor selección del mundo para la FIFA -lo cual le asegurará ser cabeza de grupo en Qatar 2022-, Roberto Martínez llegará al Mundial con la soga al cuello, sabiendo que no puede volver a decepcionar. Por edad y madurez, el tridente de ataque conformado por Romelu Lukaku, Kevin De Bruyne y Eden Hazard -aunque este último no venga pasando por un buen momento físico ni futbolístico en Real Madrid- apunta a llegar en plenitud a Qatar. Lo mismo para futbolistas como Thibaut Courtois, Thomas Meunier, Yannick Carrasco y Thorgan Hazard. Otras figuras que llevan años siendo parte de esta selección, como Toby Alderweireld, Jan Vertonghen, Axel Witsel, Dries Mertens, Thomas Vermaelen y Christian Benteke están posiblemente ante su última cita mundialista. Sumando a algunos futbolistas más jóvenes que ya están asentados en el equipo, como los casos de Youri Tielemans, Dennis Praet, Leander Dendoncker, Timothy Castagne o Leandro Trossard, más las figuras incipientes como Alexis Saelemaekers, Jérémy Doku, Albert Sambi Lokonga y Charles De Ketelaere, Bélgica tiene con qué volver a ilusionarse.

En el camino fueron quedando referentes como Daniel Van Buyten, Vincent Kompany, Marouane Fellaini o Mousa Dembélé. Pero, de no mediar sorpresas, cerca de la mitad del plantel de Bélgica disputará en Qatar su tercera Copa del Mundo y lo hará con la esperanza de finalmente poder llevar a su selección a su primera final del mundo. Y, ¿por qué no? conquistar su primer trofeo, para que ya no exista discusión alguna en torno al apodo de "Generación Dorada".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.