El béisbol le tiró una curva a este lanzador venezolano, pero él hará todo lo posible por volver al juego

·2  min de lectura
JORGE EBRO

De cuando en cuando, la vida le ha tirado una curva a Aníbal Sánchez. La última lo llevó a la lista de lesionados de 60 días, por lo que su recuperación será lenta y requerirá de un largo trabajo antes de volver a pisar un terreno de Grandes Ligas, como ansiaba el venezolano.

Sánchez, de 38 años, fue colocado en la lista de lesionados a principios de abril, debido a una inflamación del nervio cervical y su meta ahora se fija en la segunda mitad de la temporada. Otro habría levantado bandera blanca, pero el veterano hará todo lo posible por volver al juego que tanto ama.

El golpe no podía ser más duro para Sánchez, quien durante el invierno dejó la vida en los terrenos de Miami en busca de una oportunidad que le llegó de parte del equipo con el cual ganara una Serie Mundial. El, por supuesto, deseo más que nada poder pagarle el favor a los Nacionales

Pero habrá que esperar.

¿Qué significa para ti saber que aún tienes espacio en Grandes Ligas?

“Gracia a Dios, verdad que sí, tengo trabajo, verme en uniforme es algo muy importante. Desafortunadamente, no ha sido de la forma que he querido, pero vamos a seguir trabajando. Quisiera estar más en el montículo, que simplemente uniformado’‘.

¿Cómo recibiste la noticia de que Washington te quería?

“Me alegré mucho. Con ellos tengo una buena relación. En general, tengo buena relación con todos los equipos, pero con este se trata de algo muy especial, ya que ganamos la Serie Mundial y nos hemos mantenido unidos. Siempre han mostrado interés. El ano pasado también me querían, pero por motivos personales no acepté. Ahora, gracias a Dios, estoy aquí’‘.

¿Qué esperas traer en esta nueva etapa con los Nacionales?

“Primero salir de esta lesión, poder lanzar y después les cuento. Todavía queda mucho camino que recorrer con esto. Desafortunadamente, estoy en una posición que no me gusta, pero hay que seguir adelante’‘.

Asombra la cantidad de latinos en este equipo, ¿cómo es la convivencia?

“Bastante buena. La conexión con los latinos es muy buena. Tenemos jugadores con mucha experiencia, que saben lo que tienen que hacer. Es bonito tener tantas culturas juntas’‘.

El equipo atraviesa un momento complicado, ¿cómo lo valoras?

“Estamos pasando por una mala racha, pero es un equipo bastante sólido por donde lo quieras ver. Todavía no ha engranado la parte del pitcheo, la ofensiva, la defensiva, pero una vez entremos en calor y todo se compagine encontraremos esa buena racha y ver en qué lugar terminamos’‘.

¿Qué te motiva a seguir intentando las Grandes Ligas?

“Amo este deporte, amo mi trabajo. Me gustaría seguir jugando para que mi hijo, que está un poco pequeño, pueda tener la oportunidad de compartir aquí conmigo. Eso es lo que más me motiva’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.