El básquet argentino elige un camino diferente después de 25 años

·7  min de lectura
Néstor García la cara de la renovación profunda que realiza la selección nacional
Néstor García la cara de la renovación profunda que realiza la selección nacional

Un escenario de incertidumbre, que bien puede traducirse en un mapa de oportunidades. Aunque resulta imposible no detenerse en cuestiones que tienen que ver con la expectativa. El básquetbol argentino, después de 25 años está ante una renovación profunda y concreta. Ya no queda nada de la era dorada. Ni un ápice de Generación más exitosa. Todo en construcción: “nuevos” dirigentes, un entrenador diferente, un equipo con actores conocidos, con un ADN claro, aunque sin la historia de los que consolidaron esa identidad. Por lo tanto, 2022 será un año en el que comenzarán a despejarse algunas equis.

Si bien la gestión de Fabián Borro al frente de la Confederación Argentina comenzó a fines de 2019, recién en setiembre de 2021 pudo poner en marcha su plan. Es decir, con la salida de Sergio Hernández como entrenador y la despedida de Luis Scola del seleccionado (uno de los principales detractores de Borro), el presidente de la CAB logró designar el conductor que pretendía desde que tomó el control: Néstor García. El primero que rompe con la línea sucesoria de la Generación Dorada (Magnano, Lamas y Hernández condujeron al equipo durante un cuarto de siglo).

La elección de un seleccionador es todo un mensaje y una apuesta. Incluso, la mirada sobre este nuevo proceso será más celosa que nunca, porque el Che García está bajo la órbita de Borro, un presidente que no cuenta con el respaldo total de la Generación Dorada no la mayoría de los jugadores que fueron subcampeones del mundo en China. Apoyarán el proceso, aunque fueron directos a la hora de opinar y se expresaron a favor de prolongar la gestión de Hernández. Todos jugaron sus fichas y todos saben que tienen una empresa compleja por delante.

Néstor Che García y Fabián Borro, presidente de la CAB
Néstor Che García y Fabián Borro, presidente de la CAB


Néstor Che García y Fabián Borro, presidente de la CAB

El Che García en una entrevista con LA NACION, no eludió el tema y dejó en claro que siente que no lo alcanzaron las balas de este asunto: “Tengo una relación desde hace años con Fabián [Borro], pero nunca trabajamos juntos. Tengo una gran relación a nivel humano. Incluso, cuando tuve un accidente importante en Arabia Saudita (N. de la R.: sufrió la fractura de una vértebra en un accidente de jet-ski), él me llamaba siempre. Mi relación con él siempre fue personal, no profesional. Los problemas que haya habido dentro de la selección los escuché porque estoy en este ambiente, pero no tengo nada que ver con eso. Puedo definir que tengo una relación muy pura con todos. Con varios de la Generación Dorada, de la Liga, con algunos dirigentes. Quizá el hecho de haber estado afuera, me haya permitido que a mí no me peguen las balas ni por arriba ni por abajo. Tengo un sentimiento puro y no juzgo nada. Es cierto que escucho cosas, que leo declaraciones, pero no estoy en ese escenario. Estoy acá para multiplicar y sé que va a haber mucha gente que va a apoyarnos. Un asistente mexicano que tenía me decía siempre: “It’s not my department” (no es mi área)”.

La salida definitiva de la Generación Dorada del seleccionado dibuja un nuevo mapa para el básquetbol argentino. Si bien en la última ventana de las eliminatorias Néstor García convocó a Carlos Delfino para los partidos con Paraguay, su gestión tendrá una tarea más intensa que es conseguir sostener un método, con jugadores formados en otros procesos, con una Confederación que no atraviesa su mejor momento económico y una ruta hacia la próxima Copa del Mundo en 2023 que se desarrollará en conjunto entre Filipinas, Japón e Indonesia, en la que no podrá contar con sus mejores elementos por cuestiones de organización. La NBA y la Euroliga no detienen sus competencias cuando se disputan las ventanas eliminatorias de FIBA.

En este contexto y en el proceso de “seducción” por parte del nuevo seleccionador, hay un mensaje claro y una acción inteligente: “Me voy a adaptar a lo que tiene el equipo. Este es un ciclo totalmente nuevo, por distintas razones. Como es la salida de Luis [Scola] y la pregunta de qué iba a pasar cuando ya físicamente dentro de la cancha ya no haya jugadores de la Generación Dorada. Y digo en la cancha, porque la Generación Dorada va a estar siempre, como sus entrenadores, porque a la selección no se la deja. Este ciclo trae una información a la que me voy a adaptar, porque es muy valiosa, respetada y probada. Después están las cosas que pueda sumarle yo, pero creo en la existencia complementaria porque siento que eso te mejora como grupo. Ahora tenemos distintas combinaciones: tenemos jugadores en la Liga que conocen la competencia regional, contamos con hombres en la NBA y en Europa. Eso es muy valioso. Voy hablando con ellos y les pregunto qué cosas tienen instaladas y las vamos a respetar”, contó el Che.

Agustín Pipi Barreiro en sus primeras prácticas con la selección nacional
@cabboficial


Agustín Pipi Barreiro en sus primeras prácticas con la selección nacional (@cabboficial/)

Es tan incierto lo que puede suceder con este equipo, que proyectar objetivos y resultados es prácticamente imposible. Si bien el grupo cuenta con Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola, Gabriel Deck, Leandro Bolmaro, Marcos Delía, Luca Vildoza, un mix perfecto entre consolidación y talento en expansión, creer que el sello de subcampeón del mundo es suficiente, sería equivocar el camino. Lo que le sucedió al equipo en los Juegos Olímpicos de Tokio, que estuvo muy lejos de su mejor versión, resultó un baño de realidad que permite comprender de qué se habla del cambio de rumbo del básquetbol argentino. “En uno de los primeros análisis que hace Oveja (Sergio Hernández) post Tokio dice algo parecido a esto: ‘Somos la selección que salió segunda en el Mundial de China, pero no somos la segunda selección del mundo’. Esa me parece la realidad. A nivel internacional cuando te mantenés en la elite, puede pasar que en un torneo aparecen determinados jugadores y el equipo funciona de una forma y después no sucede. A mí no alarmó lo de Tokio, puede pasar. Eslovenia no jugó el Mundial y vieron ustedes lo que hizo en los Juegos. Y hay que tener en cuenta algo, el Mundial de China fue espectacular, fue apoteótico lo que hicieron, pero después vino la pandemia y hay muchas cosas que influyen”.

La complejidad del trabajo por realizar de cara al futuro del básquetbol argentino, se traduce en la última convocatoria para los partidos de eliminatorias. De los 17 jugadores seleccionador por García, 14 se desempeñan en la Liga Nacional. Si bien en una mirada rápida se puede comprender como positivo que tengan rodaje internacional muchos protagonistas, cuando se lee en profundidad, se advierte que los gastos que implica confeccionar una lista completa con valores que actúan en Europa no están al alcance de la CAB. “No es sencillo crear una estrategia efectiva. Hay que tener en cuenta la pandemia, las negativas de la NBA y la Euroliga, las complicaciones económicas para trasladar jugadores desde diferentes lugares… Sabemos que estamos en un país que el momento no es fácil. Son muchas cosas las que hay que contemplar, es un desafío poder sostener todo. Hay que tener una logística muy efectiva para poder lograr más o menos un ADN con lo que viene para este nuevo ciclo”.

Más de dos décadas después el básquetbol en celeste y blanco, en 2022 va a rendir su examen más importante. No sabe demasiado cómo resultará. Tiene material, aunque será cuestión de comprender que ahora sin “dioses” para adorar. “Quizá no tengamos una idea lineal en la forma de expresarnos en el campo de juego hasta dentro de un tiempo. Lo único que puedo poner hoy en palabras que vamos a ver un equipo con muchísimas ganas, por eso pongo las manos en el fuego”. La reflexión del entrenador, no es más que una descripción perfecta de lo que hay sobre la mesa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.