Averno no afloja

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 2 (EL UNIVERSAL).- El Último Guerrero reencontró en Averno a un viejo rival que no suele dar concesiones, y que tampoco está dispuesto a complacerlo a las primeras de cambio. Se lo tiene que ganar.

"Era una lucha muy especial tanto para Mephisto como para un servidor, y también para los rivales, pero demostramos que antes y ahora, somos la mejor pareja", presumió Averno, quien echó mano de una colmillada para ganar la batalla en la Arena México.

Por eso es que se ‘pone sus moños’ para aceptar un reto del lagunero. "Si quiere un mano a mano, que haga méritos, que me gane primero para tener cómo decirle a los grandes que quiere una lucha directa. Es lo justo", advirtió.

Se trata de dos de los rudos con más prestigio en la lucha libre mexicana, con dos cabelleras cotizadas que nunca han caído. "Si el Guerrero de verdad quiere una lucha de cabellera contra cabellera, que se prepare, no es solo de pedirlo y que la afición lo apoye, que se lo gane".

Lo cierto es que más allá de esa rivalidad, Averno disfruta hacer equipo de nuevo con su compadre, Mephisto. "La gente nos quería ver juntos de nuevo y no subimos a cumplir nada más".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.