La autocrítica del capitán de los Pumas tras una demoledora derrota ante los All Blacks

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Julian Montoya, Marcos Kremer y Tomás Lavanini
PATRICK HAMILTON

Nueva Zelanda dominó a la Argentina en todos los aspectos y goleó: 39-0 en Gold Coast, Australia, por la tercera fecha del Rugby Championship. Los Pumas fueron apabullados por los All Blacks. Durante varios pasajes pareció una película de los test de los 90: los argentinos tackleando y tackleando, extenuados, y sangrando ante unos neozelandeses que no les dejaban ni tocar la pelota

Hace menos de un año, también en Australia y por el Rugby Championship, los Pumas le ganaron a los All Blacks. Parece que costó caro: tras aquella epopeya, que ahora parece tan lejana, llegaron dos goleadas: 38-0 y 39-0. El sábado próximo juegan de nuevo y será difícil que en apenas una semana se pueda revertir esta tendencia.

Lo saben los protagonistas. Se advierte en sus rostros. El capitán de los Pumas, Julián Montoya, tras la durísima caída buscó explicar qué sucedió con una diferencia tan grande y su análisis se concentró en la disciplina: “En cuanto a posesión y territorio ellos tuvieron mucho más que nosotros. La disciplina volvió a ser un factor clave . Tenemos muchas cosa por corregir y la verdad que no hay mucho tiempo”, dijo en ESPN.

Y continuó: “ Que duela lo que tenga que doler. Veremos el partido, seremos autocríticos y hay que arrancar la semana entrenando duro. No hay atajos, no hay ninguna fórmula mágica, así que hay que seguir entrenando. Hoy se vio claro dónde tenemos que mejorar. Tenemos que trabajar y mirar para adelante”.

El balance de los últimos dos partidos ante Nueva Zelanda resulta en 77 puntos y 10 tries contra cero . El seleccionado argentino suma así su tercera derrota en tres partidos del Rugby Championship 2021, que continuará el próximo sábado con el segundo enfrentamiento con los All Blacks, también en Australia, pero en Brisbane. En 240 minutos, el cuadro sudamericano marcó un solo try.

Algunos números sirven para ilustrar el desarrollo del partido. Nueva Zelanda ganó la posesión por 62% a 38% y tuvo el dominio territorial en proporción de 69% a 31% . Los Pumas aplicaron 199 tackles contra 108 de los hombres de negro. Cabe destacar en ese rubro a Gonzalo Bertranou, autor de 23 tackles, una cifra sideral para un medio-scrum (la misma cantidad que Marcos Kremer, pero éste falló seis).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.